¿Has sentido que no escuchas bien o que tienes algo atorado en los oídos? Puede que te preguntes a qué se deba, no te preocupes no siempre se trata de algo serio. 

Eso sí, un oído tapado puede que no cause dolor o incomodidad pero que uno de tus sentidos no funcione correctamente si es molesto. 

Te decimos cuáles pueden ser las posibles causas de tener los oídos tapados

Oídos tapados: ¿Por qué ocurre y qué hacer en ese caso?

(Foto: Especial)

  • Obstrucción de la trompa de Eustaquio

Esta es una de las causas más comunes de los oídos tapados. La trompa de Eustaquio conecta el oído medio con la garganta y el líquido y la mucosidad fluyen desde el oído hasta la parte posterior de la garganta a través de esta trompa, donde se ingiere.

Sin embargo, en el caso de los oídos tapados, en lugar de que el líquido fluya por la garganta, la mucosidad puede quedar atrapada en el oído medio y obstruirlo. Esto casi siempre ocurre cuando hay una infección con un resfriado común, gripe, sinusitis, influenza o una alergia. 

  • Mayor altitud

Algunas personas experimentan una obstrucción temporal de los oídos mientras bucean, suben una montaña en coche o vuelan en avión. Un cambio rápido en la presión del aire fuera del cuerpo provoca este bloqueo.

La trompa de Eustaquio se encarga de igualar la presión en el oído medio. Pero a mayor altitud, no siempre se puede igualar la presión correctamente y en esos casos ocurre que los oídos se tapan

  • Cerumen 

El cerumen protege el oído al limpiar el conducto auditivo e impidiendo que entren residuos en él. La cera es normalmente blanda, pero puede endurecerse y provocar una obstrucción en el oído.  Limpiar el oído con un cotonete de algodón de hecho es perjudicial y puede empujar la cera mucho más adentro del oído. 

(Foto: Especial)

  • Neuroma acústico

El neuroma acústico es un tumor benigno que se desarrolla en el nervio craneal, el cual va del oído interno al cerebro. Estos tumores son pequeños por lo general y crecen lentamente. 

Sin embargo, a medida que crecen, pueden ejercer presión sobre los nervios del oído interno. Esto puede provocar un oído taponado, pérdida de audición y zumbidos en el oído.

  • Trucos para curar un oído tapado
  1. La maniobra de Valsalva: Respira profundamente y tápate la nariz. Con la boca cerrada, intenta exhalar suavemente por la nariz. Esto debería crear suficiente presión para destapar el oído. No soples demasiado fuerte para no dañar el tímpano. Una vez abierta la trompa de Eustaquio, mastica chicle o chupa caramelos duros para mantenerla abierta.

Si eres incapaz de mejorar tu oído tapado, es mejor que consultes a un otorrinolaringólogo para descubrir las causas y ver opciones de tratamiento.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Healthline)