Tener granitos en la espalda puede deberse a muchas cosas que van desde la mala higiene hasta la toma de medicamentos.

A esta condición se le llama “bacné”, que es la combinación entre “back” (espalda en inglés) y “acné”, que son los granitos.

Tener granitos en la espalda puede ser molesto y por ello, te decimos cómo quitarlos.

Granitos en la espalda: ¿Por qué salen y cómo los puedo quitar?

De acuerdo con la Cleveland Clinic, los granitos en la espalda pueden ser antiestéticos, dolorosos y molestos.

¿Has notado puntos blancos, protuberancias rojas o puntos negros en tu espalda? Entonces puede que tengas granitos en la espalda.

La Clínica Cleveland señala que los granitos en la espalda generalmente son causados por el sudor que se queda atrapado debajo de un equipo deportivo sudado o una prenda que haya sido usada durante el día y tenga sudor.

Esta ropa lo que hace es rozar la piel sudorosa y empeora los granitos en la espalda o los provoca.

La institución de salud resalta que los granitos en la espalda son lo mismo que el acné que sale en la cara: poros de la piel que se obstruyen con suciedad, células muertas de la piel, sebo y sudor.

Si nuestro cuerpo produce demasiado sebo y no nos limpiamos correctamente, se pueden obstruir los poros. ¿El resultado? Granitos en la espalda.

¿Hay causas hereditarias de granitos en la espalda?

Sí. La Cleveland Clinic detalla que las siguientes condiciones o eventos pueden causar o empeorar los granitos en la espalda:

  • Fricción
  • Antecedentes familiares
  • Hormonas
  • Medicamentos
  • Mala higiene
  • Productos para el cuidado de la piel
  • Ansiedad y estrés
  • Sudor atrapado

¿Cómo puedes combatir los granitos en la espalda?

Primero que nada, es importante que no los truenes. Si lo haces puedes dañar tu espalda o infectar las espinillas. Para combatir los granitos en la espalda, se recomienda:

  • usar ropa de cama limpia
  • probar limpiadores tópicos, geles o cremas
  • mantener la piel limpia: evita tallar o frotar porque puedes empeorar el acné