Dejar de respirar durante la noche puede ser molesto, y usualmente es la principal causa de sentirse cansado y con sueño durante el día; sin embargo, nuevos estudios demuestran que esta condición (llamada apnea del sueño), podría tener más riesgos en la salud.

La apnea del sueño es una condición bastante frecuente, y consiste en el detener de la respiración mientras se duerme, para posteriormente reiniciarse, volviéndose un ciclo repetitivo que interfiere en la cantidad de oxígeno que ingresa al cuerpo.

(foto: freepik)

Dejar de respirar al dormir: podría dar más que sueño

Los especialistas consideran que padecer apnea del sueño podría tener más impactos en la salud que simplemente producir somnolencia durante el día, y al parecer tres nuevos estudios llegan a confirmarlo. 

Estas investigaciones fueron compartidas en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea Respiratoria (ERS), y estuvieron enfocados fundamentalmente en la apnea obstructiva.

Según refiere el Manual MSD, la apnea del sueño obstructiva, consiste en episodios donde las vías respiratorias se bloquean de forma parcial o total, dando así lugar a un corte de la respiración.

Este tipo de apnea es más frecuente en personas que:

  • Tienen obesidad o sobrepeso.
  • Consumen alcohol.
  • Son fumadoras.
  • Ya han entrado a la tercera edad.
  • Se encuentran en la posmenopausia.

La apnea podría asociarse al cáncer

Uno de los primeros estudios que fueron compartidos mostró resultados que asocian un mayor riesgo de cáncer con la apnea obstructiva del sueño.

Este estudio, realizado por personal de la Universidad Uppsala, en Suecia, contó con la participación de 4,186 participantes, de los cuales la mitad tenían apnea del sueño y cáncer, y el resto no tenían cáncer, pero sí apnea del sueño del tipo obstructivo.

A los participantes se les hizo una medición y análisis de la severidad de la apnea, y se encontró que aquellos que tenían cáncer, presentaban una apnea del sueño obstructiva ligeramente más severa que aquellos que no padecían cáncer.

Además, se encontró que existía una mayor desaturación de oxígeno en pacientes que tenían los siguientes tipos de cáncer:

  • De pulmón.
  • Cáncer de próstata.
  • Melanoma maligno.

Por estos resultados, los autores del estudio concluyeron que una falta de oxígeno debido a la apnea obstructiva del sueño estaba independientemente asociada con el cáncer.

(foto: freepik)

En los adultos mayores empeoraría la capacidad mental

Otro de los estudios encontró que la apnea del sueño tipo obstructiva, también podría estar vinculada al empeoramiento de la capacidad cognitiva de los adultos mayores.

Para esta investigación se incluyeron 358 participantes, cuyas edades eran de mínimo 65 años, y se les realizó un seguimiento a cinco años, para poder evaluar su evolución cognitiva a través de los años.

Al final de dicho seguimiento, se concluyó que la apnea obstructiva del sueño estaba asociada a una mayor disminución de las funciones de procesamiento y funciones ejecutivas en pacientes de 74 años o más, y principalmente en varones.

También se encontró una asociación entre los bajos niveles de oxígeno en sangre y mayores disminuciones en las capacidades de:

  • Velocidad de pensamiento.
  • Memoria.
  • Capacidad cognitiva.

Podría provocar daños en las venas

El tercer estudio encontró que existía una relación considerable entre una apnea obstructiva severa y un aumento en el riesgo de formar coágulos sanguíneos, que pueden llegar a ser mortales.

Los autores contaron con la participación de aproximadamente 7,000 participantes, a quienes se les hizo un seguimiento por 6 años continuos, durante los cuales 104 desarrollaron un problema conocido como tromboembolismo venoso

“Encontramos que aquellos que pasan más del 6% del tiempo nocturno con niveles de oxígeno inferiores a 90%, tienen hasta casi el doble de riesgo de desarrollar un tromboembolismo venoso en comparación a pacientes que no tienen privación de oxígeno”, indicó el profesor Wojciech Trzepizur, del Angers University Hospital, de Francia.

(Con información de: EurkAlert! by American Association for the Advancement of Science, Manual MSD, National Heart, Lung and Blood Institute, Medical News Today.)