Fue en 2018 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó una campaña para eliminar las grasas trans, a las que nombró responsables de la muerte de 500 mil personas cada año a causa de enfermedades cardíacas. 

Se propuso que la fecha límite para la eliminación de estas grasas fuera el 2023, sin embargo, un nuevo informe de la OMS reveló que las grasas trans todavía amenazan a 5 mil millones de personas en el mundo, por lo que insta a los países a continuar dictando políticas que persigan su eliminación. 

La agencia agregó que en los cinco años transcurridos, el número de países que han dictado políticas persiguiendo dicho objetivo se ha multiplicado hasta llegar a 43 países, pero más de la mitad de la población mundial no tiene esa cobertura. 

“Las grasas trans, hablando francamente, son un tóxico que mata, que no debería tener lugar alguno en la alimentación, y ha llegado el momento de librarse de ellas de una vez por todas”, sentenció el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Por matar a 500 mil personas cada año, OMS quiere eliminar las grasas trans 

La campaña fue lanzada por la OMS junto con la ONG "Resolve to Save Lives". Su presidente, Tom Frieden indicó que los nuevos datos subrayan que la eliminación de las grasas trans puede evitar la muerte de 17 millones de personas en los próximos 25 años.

(Foto: canva)

Frieden explicó que las grasas trans son químicos tóxicos añadidos a los alimentos muchas veces sin que los consumidores lo sepan. Es un proceso en el que se agrega hidrógeno al aceite líquido para solidificar con el propósito de utilizarlo en la producción de alimentos horneados, sobre todo. 

Esa grasa sólida llega a las arterias y a la larga comienza a taparlas. Además ese tipo de grasa aumenta la producción de colesterol de baja densidad que es muy dañino para la salud y disminuye el colesterol de alta densidad, que son las que protegen al corazón. 

El informe de la OMS enlistó los países que ya se han sumado para tomar medidas en contra de las grasas trans. Entre los países de primer mundo se encuentran Estados Unidos, Canadá y buena parte de la Unión Europea. La OMS espera que México se una a las medidas este año. 

¿Cómo reducir el consumo de grasas trans según la OMS?

Las recomendaciones de la OMS básicamente son dos. La primera consta en establecer un límite nacional de dos gramos de grasas trans industriales por cada cien gramos de grasa total en todos los alimentos.

La segunda se trata de dictar una prohibición en la producción o uso en la industria alimentaria de los aceites parcialmente hidrogenados, una de las fuentes más importantes de esta grasa.

(Foto: Canva)

Frieden agregó que cualquier aceite vegetal son una mejor alternativa que las grasas trans, aunque subrayó que lo mejor es cambiar a los aceite poliinsaturados entre los que destaca el aceite de oliva en primer lugar y después los de soya, sésamo, cacahuate, mostaza o girasol. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de EFE y OMS)