La cantante Katy Perry se hizo viral debido a que en uno de sus más recientes conciertos en Las Vegas, sus fans notaron que su ojo derecho se cerró involuntariamente, quedándose paralizado por un momento.

En un video, se puede ver cómo la cantante de 38 años se queda parada en el escenario mientras intenta que su ojo paralizado reaccione. 

¿Qué le pasó a Katy Perry? Esto es todo lo que tienes que saber sobre el padecimiento que paraliza su ojo. 

El padecimiento que paralizó el ojo de Katy Perry

En redes sociales, los fans de la cantante escribieron comentarios sobre el momento, diciendo que probablemente se trató de un problema con su maquillaje y sus pestañas postizas. Incluso algunos pensaron que la cantante sufrió de una parálisis facial.

Y es que, durante unos segundos, Perry no pudo abrir su párpado a pesar de su esfuerzo e intentó solucionarlo dando pequeños toques en el extremo del ojo.

No obstante, lo que en realidad le ocurre a la cantante es un efecto de una condición que padece llamada wonk eye u ojo perezoso.

Katy Perry ya había hablado antes de este problema durante su participación en el programa American Idol, cuando a un participante le pasó lo mismo y ella, amablemente, la consoló diciendo que ella entendía, pues también padecía ojo perezoso.

(Foto: Instagram/@katyperry)

“Yo también tengo un ojo así y solía estar preocupada por eso. Luego, un grupo de mis fanáticos crearon un fandom sobre mi ojo perezoso, incluso tengo un fandom que se llama así, Katy’s wonk-eye”, dijo en ese momento.

Agregó que el ojo perezoso afecta su ojo derecho, pero no se preocupa más al respecto y motiva a sus seguidores con el mismo padecimiento a seguir su ejemplo.

“Celebra todo eso y no te preocupes”, afirma la cantante. 

¿De qué se trata el ojo perezoso?

También conocido como ambliopía u ojo vago, el ojo perezoso es un tipo de visión deficiente que se presenta en un solo ojo y se desarrolla cuando hay una falla en el funcionamiento conjunto del cerebro y el ojo.

Según la National Eye Institute, el cerebro no puede reconocer la visión de un ojo y las personas que lo padecen no pueden controlarlo. 

(Foto: Pexels) 

Los síntomas de este padecimiento son difíciles de notar, pero los más comunes son:

  • Entrecerrar los ojos para poder enfocar
  • Cerrar un ojo de forma involuntaria
  • Inclinar la cabeza 

Los médicos no conocen las causas de este problema, pero se relacione con problemas de visión previos que pueden derivar en ambliopía.

El ojo perezoso puede favorecer otras complicaciones como miopía y astigmatismo, estrabismo y hasta cataratas.

Trivia