Al igual que los hombres, las mujeres sufren cambios en la voz a lo largo de la vida, principalmente por las alteraciones hormonales. ¿Sabías que con el ciclo menstrual la voz femenina cambia? Esto es lo que debes saber.

Se cree que solo los hombres sufren de cambios en la voz, pero la realidad es que también las mujeres, desde la pubertad y hasta la menopausia

Pero también ocurren a lo largo de un solo mes debido al ciclo menstrual, siendo más notorios en la menstruación y la ovulación.  

¿Por qué cambia la voz femenina con el ciclo menstrual?

La razón de los cambios en la voz femenina con el ciclo menstrual tiene que ver principalmente con la influencia de las hormonas sexuales sobre la laringe y las cuerdas vocales

(Foto: Pexels) 

La laringe tiene receptores de hormonas sexuales, por lo que es propensa a modificarse según las variaciones a lo largo del ciclo menstrual. Los cambios en los niveles de los estrógenos, las progesteronas y los andrógenos, cambian la voz femenina, además de que favorecen los cambios en el estado de ánimo.

Cuando la progesterona es alta (en la menstruación) la voz femenina es más gruesa, profunda y grave. Cuando aumentan los estrógenos (en la ovulación) hay una voz más clara, aguda y con la capacidad de alcanzar notas más altas. Se dice que en esta fase la voz es más atractiva para la pareja. 

Es importante entender que el ciclo menstrual dura entre 28 y 35 días y en este periodo, las hormonas tienen variaciones, especialmente durante la ovulación y en los días de sangrado.

Particularmente la variación en los niveles de estrógeno y progesterona son los que tienen un mayor efecto en el cambio de voz femenina.

De acuerdo con el portal especializado Mejor con Salud, las variaciones hormonales causan modificaciones en la mucosa, la vascularización y la producción de moco de los pliegues vocales. Además, dificultan la llegada de las señales nerviosas que se envían a los pliegues de esas cuerdas.

Estrógeno y progesterona cambian la voz femenina

Los estrógenos tienen un efecto en la voz femenina porque aumentan la secreción mucosa por parte de las glándulas que están arriba y debajo de los bordes de las cuerdas vocales

(Foto: Msd Manuals) 

Esto genera más viscosidad y facilita la movilidad, así como la permeabilidad de los capilares, lo que oxigena mejor los tejidos. 

Por su parte, la progesterona genera dilatación venosa, inflamación de los pliegues vocales y retención de líquidos.

Esto favorece una mayor congestión en las cuerdas vocales, microvárices y hasta sangrado.

Síndrome vocal premenstrual 

Se trata de un problema en el que los altos niveles de progesterona generan fatiga vocal, disminución del rango, pérdida de tonos altos y de capacidad de cantar a voz baja, pérdida de fuerza en la voz y un sonido más ronco.

De acuerdo con la Real Academia Europea de Doctores, las mujeres tienen una prevalencia de trastornos de voz mayor que los hombres, con un 46,3% frente a un 36,9%.

En su estudio, “Influencia de las hormonas sexuales en la voz de las cantantes de ópera”, académicos señalan que las fluctuaciones hormonales marcan una clara diferencia entre los dos grupos, específicamente la variada producción de estrógenos, progesterona y testosterona.

Los investigadores señalan que también hay un posible efecto por el uso de fármacos anticonceptivos, el embarazo y la menopausia.

(Con información de Mejor con Salud, Real Academia Europea de Doctores)

Para aprender más de...Miomas, quistes y otros tipos de tumores de ovario benignos

1- ¿Qué es el papanicolau, colposcopia y examen pélvico?
Los dos son procedimientos médicos ginecológicos de rutina en los que se realiza una exploración de la vagina, la vulva y el cuello uterino para detectar cambios celulares que pueden indicar cáncer, para detectar inflamación, infecciones o masas pélvicas. En el examen pélvico además se revisan los ovarios, el útero, el recto y la pelvis.
2. ¿Para qué sirven esos exámenes?
Durante el papanicolau, la colposcopia y el examen pélvico se puede detectar cáncer de cérvix, vagina y vulva o cambios celulares que anteceden al cáncer. También se pueden detectar infecciones, inflamación o masas pélvicas, pólipos, miomas, quistes o fibrosis.
3. ¿Qué son las masas pélvicas?
Una masa pélvica es un crecimiento que puede originarse en el tracto reproductor femenino (cérvix, útero, trompas u ovarios) o en otras estructuras pélvicas (intestino, vejiga, uréteres). El tipo de masa que se presenta varía conforme la edad. Las causas son variadas dependiendo de los síntomas y la exploración clínica.
4. Tipos de masas pélvicas
En las mujeres en edad reproductiva, las masas uterinas son el mioma, masas anexiales, quistes ováricos foliculares, quistes del cuerpo lúteo, endometriomas, adenomas, tumores malignos o tumores benignos, endometriosis, hidrosálpinx o un absceso tubovárico. Te explicamos cuáles son las más comunes.
5. Miomas uterinos (fibromas)
Son los tumores más comunes de la pelvis. Aunque son benignos pueden llegar a causar sangrado uterino anormal, dolor, presión en la pelvis, síntomas urinarios e intestinales y complicaciones del embarazo. Suelen ser pequeños y asintomáticos y son comunes en mujeres con sobrepeso y obesidad. Menos del 1% puede llevar al cáncer, aunque pueden aumentar el riesgo de infertilidad. (Foto: By Mikael Häggström, used with permission)
6.Quistes ováricos foliculares
Se desarrollan a partir de los folículos de De Graff y se definen como un saco lleno de líquido en un ovario o su superficie. Estos ocurren cuando en la mitad del ciclo menstrual un óvulo sale de su folículo y viaja por la trompa de Falopio, si el folículo no se libera, se forma un quiste. Es benigno y se cura solo. (Foto: BruceBlaus, Ovarian Cysts, CC BY-SA 4.0)
7.Quiste del cuerpo lúteo
Se forma por el ciclo menstrual. Cuando un folículo libera el óvulo, comienza a producir hormonas para la concepción, lo que se denomina folículo lúteo. Cuando se acumula líquido dentro, se forma un quiste. Es benigno y se cura solo en días o semanas. (Foto: scientificanimations.com, Polycystic Ovaries, CC BY-SA 4.0)
8. Otros quistes benignos de ovario
Los quistes dermoides, llamados teratomas pueden contener tejido como cabello, piel o dientes porque se forman a partir de células embrionarias; Los cistoadenomas se forman en la superficie del ovario y están llenos de un material mucoso; los endometriomas se forman a raíz de la endometriosis, en donde las células endometriales crecen fuera del útero.
9. Quistes del cuello uterino
Los quistes también se pueden formar en el cérvix, el más común es el quiste o huevo de Naboth. No son cancerosos y se forman cuando el tejido de afuera del cérvix crece sobre las glándulas, lo que causa que se tapen y se acumule moco dentro. Casi todas las mujeres lo experimentan. (Foto: Medline Plus)