A continuación, te respondemos a tus preguntas, y además, te ofrecemos algunos tips para prevenir la aparición de arrugas.

Seguramente una de las preguntas que más surgen al comprar o utilizar uno de estos productos para quitar arrugas es si realmente funcionan, ya que no queremos gastar tiempo o dinero en algo que venda falsas promesas e ilusiones.

Las cremas que prometen reducir la aparición de líneas finas y arrugas, en realidad, pueden o no funcionar; su efectividad depende de los ingredientes, su calidad, y el tiempo de uso, explica Mayo Clinic.

En muchos casos, las cremas antiarrugas de venta libre o que se venden en supermercados o farmacias, suelen ser poco efectivas, y más que antienvejecimiento, son cremas hidratantes.

Eso sí, la hidratación también puede tener sus beneficios, ya que como explica Mayo Clinic, esta puede cambiar y mejorar la apariencia de la piel, ya que ayuda a dar volumen y disminuye la visibilidad de las líneas y arrugas, aunque esto suele ser temporal. 

La doctora Sara Perkins, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, y la doctora Zakia Rahman, profesora de la Universidad de Stanford, ambas en el área de dermatología, aseguran que para que las cremas realmente ayuden a prevenir y reparar las arrugas, deben contener alguno de los siguientes:

  • Retinoides (retinol): compuestos de la Vitamina A, puede simular la producción de colágeno y elastina en la piel.
  • Vitamina C (ácido ascórbico): es un potente antioxidante, aclara, y ayuda a proteger la piel de los radicales libres (dañan las células y causan arrugas), y de daños ambientales (rayos solares y contaminación).

Según explica Mayo Clinic, además de estos dos componentes los hidroxiácidos (principalmente los AHA), resultan ser muy efectivos, ya que son capaces de eliminar las células muertas de la piel, y su uso regular puede estimular el crecimiento de una nueva piel lisa y con tono uniforme.

En cuanto al ácido hialurónico, Perkins y Rahman, indican que, si bien pueden mejorar el aspecto de la piel, rellenando las arrugas o líneas de expresión, este efecto es temporal, ya que ofrece hidratación, pero no reparación molecular.

En cuanto a las cremas para los ojos, la Doctora Perkins indicó que, en  muchos casos, las cremas para los ojos suelen tener exactamente los mismos ingredientes que las cremas hidratantes para el rostro, por lo que no valdría la pena comprar una indicada para ello.

De hecho, según comenta la experta de la Universidad de Stanford, estas cremas pueden costar mucho más por gramo que las cremas hidratantes normales, ante las cuales no presentan mucha diferencia, salvo por algunos detalles:

  • La consistencia es más espesa.
  • Pueden tener menor concentración de ingredientes activos para evitar daños o reacciones alérgicas en la piel.

(foto: freepik)

Consejos para prevenir las arrugas en la piel (y elegir un buen producto de skincare)

La Asociación de la Academia Americana de Dermatología (AAD), indica que prevenir las arrugas y reducir los signos de la edad es posible, principalmente si se siguen algunos tips dados por dermatólogos. 

Lo mejor que se puede hacer por la piel, indican los expertos, no solo es tratar de arreglar las arrugas o las líneas finas que aparecen por las expresiones o la edad, también es clave prevenir y evitar más daños, por lo que llevar una buena rutina puede ser útil.

Algunos consejos para disminuir los signos de la edad y las líneas de expresión son:

  1. Utiliza protector solar. 
    Los rayos solares pueden acelerar o empeorar las arrugas, incluso volverlas irreversibles, por lo que se recomienda utilizar mínimo un protector con FPS (SPF) 30. Además, evita broncearte (ya sea en sol o camas bronceadoras).
  2. Hidrata tu piel. 
    La hidratación facial ayuda a retener el agua, lo que puede mejorar la piel y reducir la apariencia de líneas finas.
  3. Evita productos que irriten la piel.
    Entre más irritada esté tu piel, más fácil será que se dañe y que salgan arrugas, o peor, que las que ya existan se vuelvan más notorias.
  4. Limita el número de productos que utilizas.
    Cuando una persona utiliza muchos productos, es probable que la piel se irrite y se vea perjudicada.
  5. Elige de forma consciente.
    Si vas a utilizar alguna crema, gel, o serum, evita dejarte llevar por aquellos que tengan más ingredientes: los dermatólogos aseguran que entre más ingredientes, más posibilidades de irritación y daño. Más ingredientes no significa más calidad.
  6. No fumes.
    Fumar daña el colágeno y la elastina, por lo que la piel se debilita y se arruga de forma prematura.
  7. Sé paciente.
    Para poder reducir las líneas de expresión o las arrugas, es necesario que tengas paciencia. Los cambios no se darán de la noche a la mañana, pero sí en meses. Además, es probable que tengas que probar varias veces antes de encontrar el producto ideal para tu piel.

(Con información de: Mayo Clinic, Medical News Today, New York Times, American Academy of Dermatology.)