No es infrecuente que al abrir la boca y verse al espejo se noten pequeñas bolitas blancas en la garganta, más concretamente en las amígdalas, que pueden acompañarse de mal aliento. Sin embargo, ¿sabes qué pueden ser estas manchitas blancas? Nosotros te contamos a continuación.

(foto: twitter)

Las bolitas pueden ser tonsilolitos 

En la mayoría de los casos, dicen los expertos, esas bolitas blancas o ligeramente amarillentas que se observan en la garganta (específicamente en las amígdalas), puede tratarse de tonsilolitos: calcificaciones almacenadas en las amígdalas.

Los tonsilolitos también reciben otros nombres, como cáseum, piedras amigdalares, y cálculos amigdalinos, y son básicamente residuos que han quedado atorados en las amígdalas, clasificándose con el paso del tiempo. 

Estas calcificaciones se albergan en las criptas amigdalinas (que varían de persona a persona), y están hechas principalmente de:

  • Restos de comida.
  • Bacterias.
  • Moco.
  • Otros desechos (como descamación de la zona).

(foto: freepik)

Además, pueden causar mal aliento

Se cree que aproximadamente un 10% de las personas padecen de este problema, que en realidad no siempre genera malestares o síntomas demasiado incómodos, e incluso llega a pasar desapercibido.

Eso sí, cuando los tonsilolitos llegan a causar síntomas, estos pueden ser algo molestos, principalmente el mal aliento, que es una de sus principales consecuencias, y una de las más notorias.

De hecho, el Instituto del Aliento y la Unidad Hospitalaria de Halitosis del Centro Médico Teknon, informa que las piedras amigdalares son la cuarta causa más frecuente del mal aliento (halitosis); y según datos de la revista Otolaryngology Head and Neck Surgery, son responsables del 3% de los casos de mal aliento.

(foto: twitter)

El tamaño influye en los síntomas

Pero el mal aliento no es lo único que puede causar. La Clínica Dental Ruiz de Gopegui informa que las piedras amigdalinas llegan a generar signos y síntomas como:

  • Molestias o incomodidad a la hora de tragar.
  • Molestias e irritación en la garganta.
  • Aparición de calcificaciones blancas que lucen como piedras, en las amígdalas.
  • Molestias en el oído.
  • Inflamación de las amígdalas.
  • Infecciones de garganta.

Sin embargo, según reportes e investigaciones realizadas, para que los tonsilolitos causen problemas o síntomas desagradables, el tamaño tendrá mucho qué ver: entre más grande un cálculo, mayor probabilidad de tener síntomas y malestares.

(foto: freepik)

Pero podría tratarse de otro problema

Hay que aclarar que no todos los puntos blancos que se vean en las amígdalas son tonsilolitos, de hecho, también podrían deberse a una infección e inflamación en la zona de la garganta, conocida como amigdalitis.

En caso de que se deba a un proceso infeccioso, las bolitas o manchas que pueden verse, no se trataría de desechos o calcificaciones, sino de pus.

La infección de garganta se caracteriza por presentar no solo manchas o bolitas de pus, también da lugar a otros síntomas como:

  • Fiebre.
  • Dolor al masticar o hablar.
  • Malestar general.
  • Inflamación o enrojecimiento de las amígdalas.

En caso de que notes alguno de estos síntomas, es necesario que acudas con tu médico para recibir el tratamiento pertinente. 

(Con información de: Infinity Dental, Colgate, Clínica Dental Ruiz de Gopegui, Infosalus.)