¿Labios partidos o resecos? Sí, esta situación es más común en estas épocas de invierno, aunque no es la única razón por la que sucede. Te explicamos por qué sucede esto. 

La piel de los labios es más fina y sensible que la del resto del cuerpo porque no tiene glándulas sebáceas y por eso es más fácil que se resequen y se agrieten. Además, tus labios están más expuestos a distintos elementos del medio ambiente como el sol o la contaminación, que pueden causar deshidratación. 

¿Qué puede causar labios resecos?

El nombre médico de los labios partidos o resecos es queilitis. Esto puede ocurrirle a cualquier persona sin importar su edad, pero los niños y los adolescentes son propensos a tener los labios agrietados y además pueden desarrollar una afección denominada dermatitis del lamedor labial, que provoca una erupción alrededor de la boca y labios agrietados.

(Foto: Especial)

Los labios resecos y partidos además son comunes en las personas que viven en lugares donde el clima es seco y caluroso o donde hace mucho frío, también son frecuentes en personas con piel seca.

Los labios resecos y partidos pueden ser dolorosos y causar pequeñas heridas que sangran, además de que se vuelve muy incómodo a la hora de comer alimentos ácidos, agrios y salados. 

Los síntomas de los labios partidos son: 

  • Labios secos o descamados
  • Piel agrietada
  • Piel descamada
  • Picor
  • Dolor leve
  • Llagas en los labios y en la boca

¿Qué causa labios secos?

  • Quemaduras solares
  • Clima frío
  • Clima caluroso o seco
  • Lamerse los labios con frecuencia
  • Enfermedades como alergias, trastornos tiroideos, algunos trastornos autoinmunitarios
  • Reacción a un medicamento
  • Carencia de vitaminas
  • Deshidratación

(Foto: Especial)

¿Cómo tratar los labios secos?

Puedes tratar los labios partidos con las siguientes recomendaciones: 

  • Mantenerse hidratado
  • Utilizar bálsamo o pomada labial según sea necesario a lo largo del día
  • Aplicarse bálsamo labial con protección solar cuando se esté al aire libre
  • Evitar lamerse, hurgarse o morderse los labios
  • Mantener los objetos extraños alejados de la boca (bolígrafos, joyas, objetos metálicos)
  • Utilizar un humidificador

Si después de varios días de tratar los labios partidos, no mejora la situación, te recomendamos acudir con tu médico para buscar si hay alguna condición de salud que pueda estar provocando esa apariencia en tu boca. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Cleveland Clinic)