Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

La razón por la que quieres orinar más cuando hace frío

Las ganas de orinar más cuando hace frío son completamente normales y tienen una explicación científica

SUSANA CARRASCODic 12, 2019 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Lo + leído

¿Has notado que quieres orinar más cuando hace frío que cuando hace calor? Esta respuesta física es normal y además, le sucede a todas las personas, independientemente de sus hábitos de consumo de agua pero, ¿por qué? La ciencia te explica.

La frecuencia con la orinamos normalmente depende de cuánto líquido tomamos y qué tipo de líquido es, aunque cuando hace frío sucede algo un poco diferente.

¿Por quieres orinar más cuando hace frío?

De acuerdo a la Dra. Blanca Madurga, especialista en la Unidad de Urología Funcional, Femenina y Urodinámica del Hospital Universitario Puerta del Mar en España, es muy difícil determinar qué cantidad de veces al día puede considerarse normal cuando se trata de orinar.

La mayoría de las veces depende de la cuánta agua tomamos y hasta de qué tanto sudamos.

La media de veces que deberíamos orinar al día, según la experta, es entre 6 y 7 veces y una vez en la noche.

Sin embargo, cuando hace frío, es posible que tengamos la necesidad de orinar más veces al día, una respuesta del cuerpo completamente normal y que tiene una explicación.

Esta reacción común en invierno o cuando nos exponemos a temperaturas bajas se conoce médicamente como diuresis del frío o diuresis inducida por el frío.

De acuerdo a la Dra. Madurga, orinar más cuando hace frío se debe a que nuestro cuerpo no está tan dilatado como en verano, algo que incluso podemos comprobar con mirar nuestros pies o nuestra manos, y esa hinchazón se produce porque hay una retención de líquidos.

Sin embargo, en invierno nuestro cuerpo está más contraído, por lo que esa retención de líquidos es menor y como consecuencia, generamos más orina.

Cuando la temperatura baja, nuestros vasos sanguíneos se contraen para concentrar la mayor cantidad posible de flujo sanguíneo alrededor de nuestros órganos vitales, lo que aleja el flujo sanguíneo de la piel.

Por esa razón tenemos más frío en las manos, los pies, la nariz y otras extremidades, porque la sangre se concentra más en mantener cálidos los órganos, especialmente el corazón.

TAMBIÉN LEE: 10 trucos para empezar a tomar más agua todos los días 

Pero, ¿qué tiene que ver esto con las ganas de orinar? Pues el hecho de que se contraigan los vasos sanguíneos significa que la sangre tiene menos espacio para circular, aumentando la presión sanguínea y ahí es cuando vienen las ganas de orinar más cuando hace frío.

Las células de las arterias en los riñones perciben un aumento de la presión y envían una señal para que se eliminen los líquidos que no son necesarios y regular así la presión arterial, lo que tiene como consecuencia más ganas de hacer pipí de lo normal.

¿Debo tomar más líquidos?

La Dra. Madurga señala que aunque tengamos ganas de orinar más en invierno no tenemos que tomar más agua para compensarlo, debemos seguir con la cantidad normal recomendada, que es de entre dos litros y dos litros y medio por día.

El Servicio Nacional de Salud en Reino Unido (NHS por sus siglas en inglés) solo recomienda mantener buenos hábitos para cuidar que nuestra vejiga se mantenga sana y no desarrollemos infecciones urinarias.

En ese sentido, es importante que no adoptes la costumbre de orinar demasiado o por si las dudas, ya que esto hace que la vejiga pierda capacidad. Lo que recomiendan es ir al baño cuando la vejiga esté llena y necesitemos ir.

También debes asegurarte de vaciar tu vejiga antes de dormir y de tomarte el tiempo de orinar, para que pueda haber un vaciado completo. Si eso no sucede, hay mayor riesgo de infecciones, así que ten cuidado.

Ahora ya lo sabes, no eres el único que quiere orinar más cuando hace frío, es una reacción completamente normal y que de hecho, anuncia que tu vejiga está sana. Si hay necesidad constante de orinar aunque no haga frío, podría tratarse de otro problema, así que acude al médico en esos casos.

SIGUE LEYENDO: Orinar mucho en la noche, un primer síntoma de hipertensión 

(Con información de BBC)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda