Uno de los medicamentos más útiles para tratar las alergias, tanto en niños como en adultos, es la loratadina, un fármaco que se vende en jarabe o pastillas, y aunque funcional, puede tener efectos secundarios que es importante conocer y vigilar.

(foto: pexels)

¿Para qué sirve la loratadina?

La loratadina, que es un medicamento que puede presentarse en diferentes presentaciones, se trata de un antihistamínico, es decir, es un fármaco que ayuda a aliviar y controlar síntomas que son producidos por alergias.

De hecho, la loratadina es recetada para tratar problemas relacionados con alergias dermatológicas, y también respiratorias, por lo que es útil en casos donde se presente:

  • Urticaria.
  • Alergias por polvo o polen.
  • Fiebre del heno.
  • Síntomas de rinitis alérgica (estornudos, escurrimiento y comezón nasal).
  • Conjuntivitis por alergia (lagrimeo y escozor de ojos). 

Usualmente, se recomienda consumir una sola dosis de loratadina por día, y según informan autoridades en salud, se debe evitar aumentar (en cantidad o frecuencia) la dosis indicada por el médico especialista.

(foto: pexels)

Este medicamento también puede tener efectos secundarios

Aunque la loratadina es muy útil en aquellos pacientes que sufren de alergia, este medicamento también puede dar lugar a reacciones y efectos secundarios que han sido reportados por diferentes instituciones, como lo pueden ser:

  • Dolor de cabeza.
  • Somnolencia.
  • Fatiga.
  • Resequedad de la boca.
  • Sangrado de nariz.
  • Dolor de garganta.
  • Dificultad para dormir.
  • Dolor de estómago y/o diarrea.

E incluso, se pueden presentar otros tantos en diferentes partes del organismo, que van desde lagrimeo y salivación, hasta aumento de peso, cambios en el ritmo cardíaco, la capacidad para escuchar, mareos y temblores.

Además, se ha podido observar que en los niños de entre 6 y 12 años que también toman este medicamento, es más frecuente que se presenten problemas como:

  • Nerviosismo.
  • Sibilancias al respirar.
  • Fatiga. 
  • Temblores, tics nerviosos o convulsiones (hipercinesia).
  • Dolor abdominal.
  • Conjuntivitis.
  • Pérdida del timbre de la voz (disfonía).
  • Malestar general.


Hay efectos que podrían ser más graves

Si bien los efectos secundarios antes mencionados deben ser vigilados con suma precaución, ya que en caso de presentarse de forma continua podrían alertar de gravedad, los especialistas indican que la loratadina puede tener efectos secundarios graves tan pronto como se presentan.

Cuando alguno de estos síntomas se presentan al tomar loratadina, tanto en niños como en adultos, es necesario llamar inmediatamente al médico:

  • Sarpullido.
  • Urticaria.
  • Picazón.
  • Inflamación del rostro o partes de este (ojos, labios, lengua, garganta).
  • Inflamación de partes del cuerpo (brazos, manos, pies, tobillos, parte inferior de las piernas).
  • Ronquera
  • Dificultad para tragar o respirar.
  • Sibilancias.

(foto: pexels)

Hay personas que no deben utilizar loratadina

Se ha informado, además, que existen algunas personas que no pueden utilizar la loratadina para atender sus alergias, ya que existe la posibilidad de que presenten complicaciones o efectos secundarios graves:

  • Embarazadas.
  • Mujeres en periodo de lactancia (ya que puede inhibir la producción de leche materna).
  • Niños menores de 2 años.

(Con información de: Medline Plus, Facultad de Medicina Universidad Nacional Autónoma de México, Access Medicina.)