¿Quieres aprender a hacer un jabón de glicerina natural? Te enseñamos una receta para hacer tus propios jabones artesanales, para que además de ahorrar dinero, obtengas sus beneficios. 

El jabón de glicerina tiene múltiples beneficios, sobre todo destaca su pH neutro que es recomendado por dermatólogos por ser el más delicado para el cuidado de la piel. La glicerina es un ingrediente que se deriva de los aceites vegetales y que ha sido utilizada desde el siglo XIX para crear jabón

Jabón de glicerina, ¿olvidado por el skincare?

El principal beneficio del jabón de glicerina radica en que es completamente natural pues no contiene alcohol, fragancias u otros ingredientes químicos que puedan irritar la piel. Por esta razón, es una gran opción para consumidores veganos y personas con piel sensible

(Foto: Pinterest)

Los jabones de venta libre, otros productos cosméticos y el agua caliente, rompen la barrera natural de aceites en la piel, pero el jabón de glicerina puede ayudar a retener la humedad natural de la piel y evitar que se reseque en exceso.

Otro excelente beneficio del jabón de glicerina es que no es un ingrediente graso y por eso puede ser utilizado por personas con piel seca, sensible, mixta y grasa. Inclusive, para pieles maduras este producto es benéfico. 

De acuerdo con un estudio publicado en Science Daily, se encontró que ayuda a igualar el tono y la textura de la piel, lo que reduce la aparición de líneas de expresión y otras imperfecciones. 

De acuerdo con Healthline, el jabón de glicerina es útil para las siguientes condiciones: 

  • acné
  • dermatitis
  • piel seca
  • psoriasis
  • rosácea

(Foto: Pinterest)

¿Cómo hacer jabón de glicerina en casa?

Para hacer 8 jabones de 100 gramos necesitas:

Ingredientes

  • 1 kg de glicerina en presentación sólida
  • 3 ml de aceite esencial de lavanda o de otro aceite natural si quieres darle aroma o propiedades extras
  • Colorante vegetal si quieres darle un color
  • Alcohol etílico 

Utensilios

  • Cuchillo
  • Tabla para picar
  • Tazón de vidrio o taza medidora de 1 litro
  • Cuchara
  • Moldes de plástico flexible con capacidad de 100 gramos o recipientes plásticos flexibles
  • Atomizador pequeño 

Procedimiento

  1. Corta en cubos pequeños la glicerina y vacíalos a la taza medidora
  2. Métela al microondas durante 1 minuto y mueve en forma de 8. Haz esto unas 6 veces o hasta que se haya disuelto por completo. Cuida que no hierva la glicerina
  3. Rocía un poco de alcohol para quitar las burbujas que pudieron haberse formado
  4. Agrega el colorante vegetal gota a gota hasta obtener el color deseado y agrega 60 gotas del aceite esencial
  5. Vacía en los moldes y vuelve a rociar alcohol para evitar que se pegue 
  6. Espera 30 minutos y desmolda

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Healthline y Profeco)