Heung-min Son es uno de los futbolistas favoritos en el mundial de Qatar 2022. Es el capitán del equipo de Corea del Sur y en su primer partido contra Uruguay lució una peculiar máscara de la que todos están hablando.

No es un cubrebocas, es una especie de antifaz o máscara de superhéroe que el futbolista surcoreano se vio obligado a portar si quería participar en este Mundial debido a una lesión que sufrió a principios de mes.

La lesión ocurrió durante un partido del Tottenham Hotspur contra Marsella en el que Heung-min Son chocó con Chancel Mbempa en el minuto 29 del juego. El video del choque no tardó en subirse a Youtube donde se puede apreciar la grave lesión que sufrió el surcoreano.

¿Qué le pasó a Heung-min Son y por qué usa una máscara en Qatar 2022?

Como resultado, los doctores confirmaron una fractura en el saco ocular que requería cirugía. Son fue intervenido con éxito el 4 de noviembre y para el 9 del mismo mes, el futbolista escribió en redes sociales que no se perdería la Copa del Mundo.

También brindó datos acerca de la protección que tendría que usar para evitar problemas en la zona recién operada. Se trata de una máscara hecha a la medida de fibra de carbono que lo protege contra un posible golpe, ya que su fractura ocular fue sellada con una pieza de metal.

¿Qué es una fractura del saco ocular?

De acuerdo con el Manual MSD, un golpe fuerte en la cara puede fracturar cualquiera de los distintos huesos que forman la órbita de los ojos. En algunas ocasiones el globo ocular también resulta dañado como consecuencia de la fractura.

Hay veces que se golpea el ojo de una manera que impide que los huesos a su alrededor lo impidan, como puede ser un golpe producido por un objeto pequeño. En otras ocasiones los golpes directos hacia la cara pueden producir una fractura.

Este último tipo de lesiones se conocen como fracturas por estallido. Pueden provocar:

  • visión doble
  • hundimiento del globo ocular
  • descenso de la posición del ojo en la cara
  • disminución de la sensibilidad al tacto y al dolor en torno a la mejilla y al labio
  • acumulación de aire y/o sangre en los tejidos subcutáneos

La mayoría de las fracturas de la órbita son dolorosas y el área se inflama por la acumulación de sangre y líquido. En algunas personas, la lesión no es tan fuerte como para requerir cirugía, pero en otras personas sí, como es el caso de Heung-min Son.

La cirugía es necesaria si la fractura provocó que algunos músculos o tejidos blandos quedaran atrapados en los huesos causando visión doble o en los casos en los que el ojo quedó hundido. Durante el procedimiento, el cirujano utiliza implantes, una delgada lámina de plástico o un injerto óseo para conectar los segmentos rotos.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de MSD Manual)