Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Hemorragia, coma o paro respiratorio: 5 medicamentos que nunca debes mezclar

Hemorragia, daño hepático, coma y paro respiratorio son algunas de las consecuencias fatales de mezclar estos 5 medicamentos

ARANTXA LÓPEZMar 29, 2022 
Tiempo de lectura: 4 mins.
¿Cuáles son los medicamentos que no se deben mezclar? (Foto: Pexels)

Lo + leído

La interacción de medicamentos se refiere a la ingesta de múltiples medicinas que causan efectos adversos para el paciente. Esta situación puede causar que la medicina no funcione, que se potencie su acción, que surjan efectos secundarios inesperados y en algunos casos, las interacciones pueden ocasionar graves daños a la salud. 

El fácil acceso que se tiene a algunos medicamentos de venta libre y la costumbre de las personas de automedicarse sin ser aconsejado sobre un profesional acerca de la dosis a ingerir o las advertencias de la combinación de medicamentos, es una de las razones más frecuentes de las interacciones de medicamentos. Las personas que están polimedicadas por padecer una o más enfermedades también están en riesgo.

Cada vez más se observa a personas no solo automedicarse con ibuprofeno o aspirina, sino también con antibióticos, antidepresivos o relajantes musculares, sin saber las consecuencias a la salud, inclusive la muerte, que puede traer esta práctica. 

Te puede interesar:

(Foto: Pexels)

Hemorragia, coma o paro respiratorio: 5 medicamentos que nunca debes mezclar 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglás en inglés) describe cuáles son las 5 combinaciones de medicamentos que no se deben mezclar bajo ninguna circunstancia, ya que podrían perjudicar gravemente a la salud. 

Aunque hay muchas recomendaciones que ha hecho la agencia sobre la interacción de medicamentos, estas 5 combinaciones destacan por provocar los mayores daños a la salud. Te contamos cuáles son.

1. Analgésicos opioides y relajantes musculares

El peligro de tal interacción reside en que ambos grupos de medicamentos disminuyen los niveles de respiración, por lo que su combinación podría provocar un evento potencialmente mortal como un paro respiratorio, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. 

Algunos ejemplos populares de analgésicos opioides son el fentanilo, la morfina, el tramadol, la metadona, la oxicodona, la nalorfina, la naloxona o la buprenorfina. En cuanto a los relajantes musculares más conocidos está el diazepam, la clonidina, la gabapentina, el ibuprofeno, el naproxeno, el lorazepam, entre otros. 

2. Betabloqueantes e insulina:

Los betabloqueantes son fármacos que normalmente se recetan a pacientes con infarto, usándolos para controlar la presión arterial. Sin embargo, cuando se combina con insulina, se corre un gran riesgo de desarrollar hipoglucemia, que de no ser atendido rápidamente, puede causar convulsiones, coma y daño cerebral, explica Medline Plus

Algunos ejemplos de betabloqueantes son acebutolol, atenolol, bisoprolol, metoprolol, nadolol, nebivolol y propranolol. 


(Foto: Pexels)

3. Anticoagulantes y aspirina

Ambos medicamentos afectan la capacidad de coagulación de la sangre y son recetados principalmente para enfermedades del corazón. Es por eso que combinarlos, podría causar hemorragias severas. Ejemplos de medicamentos anticoagulantes son la heparina y la warfarina, explica Medline Plus.

4. Antiepilépticos y antifúngicos

Los primeros son utilizados para evitar las convulsiones en personas con epilepsia y el segundo es utilizado para evitar el crecimiento de hongos. Sin embargo, combinar tales medicamentos puede provocar daño hepático por la dificultad de dicho órgano para descomponer los fármacos, en los peores casos esto puede provocar insuficiencia hepática, explica la Clínica Mayo

Algunos ejemplos de antiepilépticos son la gabapentina, la pregabalina, la carbamazepina, la oxcarbazepina, l lamotrigina, la fenitoína y el ácido valproico. En cuanto a los antinfúngicos, se encuentran el miconazol, el fluconazol, la anfotericina y la flucitosina. 

Te puede interesar: 


5. Combinar dos medicamentos con la misma acción:

Utilizar dos fármacos similares provocará que se potencie la función del mismo, lo que puede causar resultados más fuertes de lo esperado.

Recuerda que antes de tomar cualquier medicamento primero debes consultar a un doctor para evitar sufrir daños graves a la salud. 

SIGUE LEYENDO: 

Con información de: FDA, Mayo Clinic, Medline Plus

 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda