¿Uno de los mayores factores estresores de los mexicanos? Enfrentarse al personal que brinda atención en el IMSS e ISSSTE. Corre la leyenda de que dentro de la prestación de servicios, se incluye una mala cara, un sarcasmo y hasta regaños.

Los malos tratos por parte del personal de servicios de salud públicos son una realidad a la que los derechohabientes se han tenido que ajustar si quieren recibir atención médica. 

Es por lo que la Cámara de Diputados aprobó reformas de ley que obligan a los prestadores de servicios a atender con “amabilidad, eficiencia y dignidad” en ambas instituciones. Al parecer México es un país en el que se deben legislar valores humanos universales para que se apliquen.

Hasta con sonrisa: IMSS e ISSSTE obligados a tratar bien a pacientes 

Por unanimidad con 475 votos, los legisladores aprobaron reformas a los artículos 303 de la Ley del Seguro Social y 29 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores. 

(Foto: Cuartoscuro)

En dichas reformas se establece que tanto el IMSS como el ISSSTE “deben implementar de forma periódica y programada estrategias de capacitación y actualización en materia de ética y protocolos que aseguren una atención digna y eficiente a los derechohabientes”.

El dictamen reconoce que a pesar de distintas reglas que establecen la obligación de los servidores públicos de dar una atención de calidad, con ética, calidez, buen trato, igualdad y sin discriminación, existan miles de denuncias de maltrato a pacientes por parte del personal médico y administrativo del IMSS e ISSSTE. 

(Foto: Cuartoscuro)

La diputada Angélica Ivonne Cisneros Luján, presidenta de la Comisión de Seguridad Social, dijo que el propósito del dictamen es implementar programas de capacitación y actualización en materia de ética y protocolos a fin de reflexionar y mejorar en materia de la preservación de los derechos, la no discriminación y la igualdad de género. 

Asimismo responde a buscar que los servidores públicos brinden a los derechohabientes una atención con calidad y profesionalismo, así como reforzar que se brinde un trato digno. Pero la teoría y la práctica distan mucho.

SIGUE LEYENDO: