La rodilla es una de las articulaciones más importantes y de las que más sufren lesiones. Es la mayor articulación del cuerpo y en ella se unen los huesos de la parte inferior y superior de las piernas. Funciona como una bisagra que permite sentarse, ponerse en cuclillas, caminar o saltar.

El dolor de rodillas puede aparecer a cualquier edad y se puede deber a afecciones médicas o a lesiones y uso excesivo. Las personas que practican deporte de alto rendimiento normalmente presentan muchos problemas en la rodilla debido a su uso excesivo.

Pero también quienes no practican deporte de esa forma o llevan una vida sedentaria pueden padecer problemas de la rodilla. A continuación, te decimos cuáles son las actividades cotidianas que pueden arruinar tus articulaciones.

5 formas en las que estás arruinando tus rodillas 

Estas son 5 cosas que haces diariamente que ponen tus rodillas en riesgo de lesiones:

(Foto: Especial)

1. Ignorar el dolor de rodilla

Un dolor ocasional de vez en cuando es normal, pero cuando el dolor se vuelve más frecuente o cuando limita tus actividades diarias es una señal de que algo no anda bien y que deberías acudir al doctor lo más pronto posible.

2. No tener un peso adecuado

El sobrepeso y la obesidad son dos condiciones de salud que dejan a tus rodillas muy expuestas a lesiones y a desarrollar enfermedades degenerativas en las articulaciones como la artritis u osteoartritis. 

Si estás tratando de bajar de peso y tienes las rodillas lastimadas o muy sensibles, intenta hacer ejercicios de bajo impacto como nadar, caminar o hacer bicicleta estacionaria.

3. Ignorar la rehabilitación y el descanso

Después de una lesión en la rodilla, la rehabilitación y el reposo son fundamentales para disminuir el dolor y evitar una futura lesión. Dependiendo del tipo de daño y del tratamiento, la recuperación puede durar desde un par de semanas hasta varios meses.

4. Exagerar en el ejercicio

Aunque creas que hacer ejercicio diario sin descansar te va ayudar a bajar de peso más rápido o a construir músculos más rápido, la realidad es que eso solo va a provocar que tengas una lesión tarde o temprano.

Un aumento repentino de la intensidad o de la duración del ejercicio puede provocar lesiones por sobrecarga debido a un esfuerzo repetitivo. La tendinitis y el dolor de rótula son síntomas comunes en la rodilla. Si haces ejercicio, tienes que descansar mínimo dos veces a la semana.

(Foto: Especial)

5. No hacer ejercicio

Llevar una vida sedentaria y no hacer ejercicio provoca que tus músculos se debiliten. Los músculos débiles y la falta de flexibilidad son las principales causas de las lesiones de rodilla.

Cuando los músculos que rodean la rótula, la cadera y la pelvis son fuertes, mantienen la rodilla estable y equilibrada, proporcionando apoyo al absorber parte de la tensión ejercida sobre la articulación, de lo contrario, la dejan más susceptible a lesiones. 

SIGUE LEYENDO:

(Con informacíon de WebMD)