¿Qué pensarías si los médicos te dijeran que necesitan quitarte parte del estómago? Quizá pasaría por tu mente que no te lo imaginas, pero se trata de una operación real llamada gastrectomía tubular y puede salvar vidas.

Se trata de un procedimiento quirúrgico para bajar de peso y se extrae el 80% del estómago de la persona que aprueba que se le realice el procedimiento.

Gastrectomía tubular: una nueva vida libre de tanto alimento

De acuerdo con Mayo Clinic, la gastrectomía tubular sirve para restringir la cantidad de alimentos que la persona puede consumir y provoca cambios hormonales que ayudan a perder peso.

Estos cambios hormonales no solo sirven para eso, sino que también ayudan a aliviar otras condiciones asociadas con el sobrepeso, como las enfermedades cardíacas o la presión arterial.

El impacto de la gastrectomía tubular es tal, que en promedio las personas que la reciben pierden entre 60 y 70% del peso en exceso. Según la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), se va perdiendo peso con el paso del tiempo:

  • En las primeras 2 semanas: se pierden entre 10 a 20 kilos. Las personas pierden uno por día, aproximadamente
  • En los primeros 3 meses: se puede ver una pérdida de 35 a 45% del peso en exceso
  • Primeros 6 meses: se pierde entre el 50% y el 60% del peso en exceso
  • Primer año: se ve la pérdida mencionada de entre el 60 y el 70% del peso en exceso

¿Para quiénes se aplica la gastrectomía tubular?

Mayo Clinic indica que las personas con las siguientes condiciones pueden considerar la gastrectomía tubular si ya intentaron cambiando su dieta y modificando sus hábitos para hacer ejercicio, pero no ven resultados (dando tiempo real, no rindiéndose a la semana de modificar su estilo de vida):

  • El índice de masa corporal es de 40 o más (obesidad extrema)
  • El IMC es de 35 a 39.9 (obesidad) y tiene un problema de salud severo relacionado con el peso, como presión arterial alta, apnea del sueño grave o diabetes tipo 2

Se puede calificar para ciertos tipos de cirugía para bajar de peso si el IMC es de 30 a 34 y la persona sufre problemas de salud graves relacionados con el peso, pero solo es en algunos casos.