Aunque los alimentos congelados pueden ahorrarnos tiempo y facilitarnos el proceso de cocinar, existen algunas consideraciones que tenemos que hacer, y debemos prestar plena atención a cómo descongelar correctamente la comida para cuidar nuestra salud.

(foto: unsplash)

Descongelar la comida de forma correcta

Los expertos coinciden en que saber descongelar la comida es sumamente vital, pues hacerlo nos ayudará a prevenir la aparición de bacterias y otros microorganismos que podrían causar enfermedades.

Lo más importante, aclaran, es tener en cuenta que el proceso adecuado de descongelación debe ser lento y no apresurado; además, también tiene que considerarse la temperatura que usamos, que nunca debe ser la ambiental.

Maria Casadevall, nutricionista y profesora de la escuela ESHOB, indica que cuando los alimentos se ponen a descongelar a temperatura ambiente (como cuando se dejan en la mesa o en la barra de la cocina), es un gran error, ya que estamos aumentando nuestros riesgos de enfermar.

“Los microorganismos van despertando y se encuentran con una enorme cantidad de agua y nutrientes, el caldo de cultivo idóneo para crecer y hacerse fuertes”, explica Casadevall.

(foto: twitter)

¿Cómo se tiene que descongelar la comida?

Descongelar efectivamente los alimentos, aunque muy importante, no se trata de algo muy difícil, solo se necesita paciencia y tener en cuenta algunos consejos y consideraciones que los expertos señalan:

La descongelación siempre debe ser lenta (en un período de 24 a 12 horas)

Nunca debemos apresurarla, por lo que si necesitamos descongelar algo, lo mejor es que lo tengamos planeado con antelación.

Es preferible descongelar dentro del refrigerador

De esta manera no alteraremos la cadena de frío, que podría reactivar inadecuadamente a los microorganismos que el alimento contenía y quedaron “dormidos” durante la congelación.

Hazlo con un recipiente que recoja el agua, y de preferencia en la zona más baja del refrigerador

así evitarás que los líquidos que resulten de la descongelación (que se mezclan con jugos del alimento y microorganismos) contaminen y manchen el resto de la comida.

Es posible usar el chorro de agua

esta estrategia es útil para cuando necesitas descongelar con cierta urgencia y cocinarás de manera inmediata. Es importante cuidar que no hayan salpicaduras, para evitar contaminaciones, y es mejor en productos como verduras y frutas, o empaquetados cerrados.

El agua debe ser siempre fría, jamás hirviendo, ni tibia o caliente.

El microondas también puede ser aliado

para algunos expertos esta es la mejor manera de descongelar un alimento si se tiene prisa, ya que acelera la descongelación a una temperatura elevada, que no da tiempo para que las bacterias se reproduzcan, ya que usualmente se suele cocinar a los pocos instantes.

No hacerlo correctamente nos pone en riesgo

El tecnólogo, Miguel Ángel Lurueña, explicó que es más fácil que los microorganismos, como las bacterias que pueden causar algunas infecciones o intoxicaciones, crezcan en los productos que previamente han sido congelados, que en aquellos que están frescos.

Además de bacterias, en nuestros alimentos podríamos llegar a encontrar otros tipos de microorganismos que pueden crecer y aprovecharse de un mal descongelamiento de nuestra comida, que pueden ser:

  • Virus.
  • Mohos.
  • Levaduras.

Sin embargo, son las bacterias las que más podemos encontrar y para quienes se da un ambiente de crecimiento propicio si no tomamos las medidas necesarias a la hora de descongelar la comida.

Estas pueden causar infecciones gastrointestinales, pero también podrían ser responsables de intoxicaciones alimentarias, que son resultado de ingerir las toxinas que las bacterias producen, y así generar problemas como dolor, náuseas, vómitos, diarreas, fiebres, etc.

(foto: freepik)

Otros 5 consejos a la hora de descongelar

Si quieres tener más seguridad en el tema de los alimentos congelados, es importante que tengas en cuenta otros elementos, que además de facilitarte el trabajo, ayudan a que te evites una molesta infección estomacal

  • Descongela en trozos pequeños, así será menos complicado y reducirás los tiempos.
  • No sumerjas en agua, ni siquiera en recipientes como ollas; si usarás agua para descongelar, hazlo siempre con agua corriendo, y lejos del sol.
  • Usa utensilios siempre limpios, para evitar más contaminación o el agregado de más microorganismos.
  • Cocina o consume los alimentos en un período de 24 horas, si esperas más tiempo, el alimento podría no tener las mejores condiciones.
  • No vuelvas a congelar, hacerlo no matará las bacterias que han crecido en la descongelación.

(Con información de: Comunidad de Madrid, La Vanguardia, Infobae, El Español, Intedya.)