La psicología del color explica que nuestras emociones pueden verse modificadas, para bien o para mal, dependiendo de los colores de los que nos rodeemos, y existen algunos que son útiles en el hogar, ya que que contribuyen a sentirnos relajados y en paz.

Los colores pueden influir en nuestras emociones

El color es capaz de estimular nuestro cerebro e influir en nuestras emociones, haciéndonos sentir hambrientos, enérgicos, tranquilos, e incluso felices o tristes. 

Según el artista Akshita Gandhi, y la terapeuta del color Amisha Mehta, los colores logran influir en nosotros y provocar respuestas emocionales debido a la energía que cada uno posee, y esta influencia puede ser constante, pues la percibimos de forma constante en nuestro entorno.

Según la psicología del color, que establece que los colores son capaces de producir cambios en nuestro estado de ánimo, y también pueden tener influencia en otras áreas, como:

  • La forma de pensar.
  • Los niveles de concentración.
  • La capacidad de relajación.

5 colores que pueden ayudar a la relajación 

Dentro del espectro del color (que es conformado por 7 colores), existen algunas tonalidades que pueden contribuir a que estemos más relajados y tranquilos, y pueden ser beneficiosos si se les tiene en espacios como los dormitorios, ya que podrían contribuir al descanso.

Estos colores son principalmente aquellos que tienen una tonalidad fría, y que el doctor Shallu, director del Samshudhi Nature Cure Center Gurgaon, explica son colores que tienen una longitud de onda mucho más corta, convirtiéndolos en colores tranquilos, con efecto meditativo.

A continuación te indicamos cuáles son los cinco colores que más pueden contribuir a que te sientas relajado y descanses mejor:

(foto: unsplash)

Azul

Es un color al que se le ha asociado la capacidad de transmitir calma y tranquilidad, así como frescura y relajación, principalmente en tonos claros, aunque los oscuros suelen ser igualmente útiles para el descanso.

Así mismo, puede fomentar la concentración, la serenidad y la seguridad, por lo que puede minimizar las tensiones y sensaciones de miedo.

(foto: unsplash)

Blanco

El color de la paz, también es el color de la relajación y serenidad mental, ya que puede inspirar sentimientos positivos y claramente calmantes, como:

  • Pureza.
  • Inocencia.
  • Limpieza.

(foto: unsplash)

Verde

Se considera que este color tiene una longitud de onda media, lo que lo hace tranquilo y relajante, tanto para el cerebro como para la vista.

El verte está asociado a la vitalidad y puede contribuir a sentimientos como la esperanza y de seguridad, brindando placer a la mente y el cuerpo. Si se eligen tonos menos brillantes, puede obtenerse un efecto de quietud que beneficia el descanso.

(foto: unsplash)

Rosa

Principalmente en tonos poco brillantes, como el palo de rosa o tonalidades pastel, logra inspirar calma y relajación, pero también dulzura.

Este color, en cualquiera de sus tonalidades, puede ser catalogado como acogedor, principalmente porque evoca recuerdos y sensaciones de la infancia.

(foto: freepik)

Lila

El lila suele estar asociado con la espiritualidad y la sabiduría, así como a propiedades calmantes; debido al subtono frío que tiene, puede actuar como elemento con efectos de desahogo y promotor del sueño.

(Con información de: Psicología y Mente, Archictetural Digest, Terra, Mejor con Salud.)