Existen problemas de salud o condiciones, altos niveles de azúcar de sangre o el ejercitarnos que nos hacen tener mucha sed y querer tomar grandes cantidades de agua. Sin embargo, ¿sabes qué pasa si bebes mucha agua? ¿Podrías morirte por hacerlo?

(foto: pexels)

¿Qué le pasa a tu cuerpo si tomas mucha agua?

El Manual MSD explica que cuando una persona toma más agua de la necesaria, o más de la que se puede eliminar por la orina, se podría presentar un problema conocido como hiperhidratación, que es básicamente un exceso de agua en el organismo.

Esta hiperhidratación en realidad es poco común, pero cuando ocurre, suele deberse a problemas o condiciones de salud de base que pueden retener el líquido y evitar su expulsión por medio de la orina.

El principal problema de la hiperhidratación, es que pueda causar una condición conocida como hiponatremia, que es básicamente una baja en la concentración de sodio en la sangre, y que incluso puede llegar a ser mortal, ya que puede llegar a hinchar el cerebro (causa edema) y provocar la muerte.

(foto: pexels)

¿Te puedes morir si tomas mucha agua?

En realidad, agregan expertos, es poco frecuente que tomar mucha agua genere problemas muy graves (como la muerte) en personas sanas, ya que normalmente los riñones tienen la capacidad de eliminar sin ningún problema el exceso de agua que se acumula en el cuerpo.

Eso sí, en algunas ocasiones, explica el neurólogo Sanjiv Kumar Sharma, del Max Smart Superspeciality Hospital en Nueva Delhi, el tomar mucha agua sí podría llegar a causar la muerte, pero para ello se necesitaría de otros factores como:

  • Enfermedades renales (como insuficiencia renal) o cardíacas.
  • Infecciones cerebrales, como meningitis.
  • Tratamientos con opioides o medicamentos para el dolor.
  • Otras enfermedades o problemas de salud.
  • El consumo de medicamentos que afecten el cerebro, los riñones o el corazón.

Sin embargo, el especialista agrega que en personas sanas o que no tienen enfermedades en órganos como los riñones, el corazón, el hígado o la hipófisis, el ingerir grandes cantidades de agua no causaría demasiado problema.

De hecho, según el Manual MSD, para que una persona sana tuviera una acumulación de agua en el cuerpo que le cause la muerte, debería tomar al menos 23 litros de agua al día.

(foto: freepik)

Aunque hay excepciones

Aunque el tomar mucha agua podría no matarte si eres sano, según algunos estudios y eventos ocurridos, si tomas demasiada agua en un período de tiempo muy corto, quizás sí podría ocurrir un desenlace fatal.

Esto es muy raro, y en realidad ocurre cuando el exceso de hidratación (o intoxicación con agua) se da en un período de tiempo muy corto, por lo que el organismo y los riñones son incapaces de procesar y equilibrar los cambios que ocurren, principalmente en los electrolitos, resultando en un final fatal.

(foto: pexels)

Lo mejor es no exceder las recomendaciones

Aunque en sí resulta poco probable morir debido a tomar mucha agua si es que eres sano, lo mejor quizás sea no tomar más agua de la recomendada.

El nefrólogo Rajesh Goel, explicó que la cantidad máxima de agua que se recomienda consumir por día es de 3 litros, aunque esta cantidad puede cambiar mucho dependiendo de algunos factores:

  • El clima (en verano podemos consumir más, y en invierno menos).
  • Enfermedades, como infecciones urinarias o formación de piedras, que pueden requerir de tomar más.
  • Altos niveles de azúcar. 
  • Problemas de salud.

(Con información de: Manual MSD, Vice, Saber Vivir.)