La papada, que puede darse igual en hombres y mujeres, es un problema estético que puede ser muy molesto, razón por la que se recomienda evitarla. Sin embargo, ¿qué pasaría si una de nuestras acciones cotidianas, como usar el celular, sea responsable de su aparición?

(foto: freepik)

La papada no solo es grasa

La papada, también conocida como doble mentón, hace referencia al volumen excesivo que se presenta debajo del mentón, borrando el ángulo normal entre el cuello y la mandíbula, explica el Grupo Antienvejecimiento Barcelona (AGB, por sus siglas en inglés).

Si bien la papada normalmente ha sido relacionada exclusivamente a un exceso de grasa corporal (principalmente en la zona baja de la mandíbula), la realidad es que esta no es la única causa.

Algunos otros motivos para que se produzca un doble mentón, explica Clínicas Zurich y el AGB, pueden ser: 

  • Genética (si tienes familiares con doble mentón, es más probable que también desarrolles).
  • Flacidez de los músculos.
  • Flacidez de la piel (que puede ser por una pérdida brusca de peso o envejecimiento).
  • Músculos grandes o anchos.
  • Una posición baja del hueso del cuello (hioides).
  • Glándulas grandes.

(foto: unsplash)

¿Usar el celular saca papada?

En realidad, la ciencia no ha dado evidencias científicas que confirmen o nieguen que la papada puede crecer debido al uso excesivo del celular.

Como explica la doctora Petra Vega, tesorera de la Sociedad Española de Medicina Estética, el uso del celular no causaría en sí mismo el aumento o formación de la papada, pero sí una deformación de las vértebras del cuello, que, en efecto, podría favorecer a que se viera un doble mentón.

La especialista informa que mirar hacia abajo, así como sostener el teléfono celular entre la oreja y el hombro, propician a que desarrollemos una postura que daña la posición de la columna y la desvía, lo que daría lugar a una pseudopapada: una papada que surge por una mala postura.

Esta pseudopapada se forma por la posición errónea entre la cabeza y el cuello, que puede estar propiciada por la mala postura que tomamos y ejercemos al momento en que usamos el celular (como mirar hacia bajo).

Además, la doctora María del Carmen López, integrante del Congreso de la Sociedad Española de Medicina Estética, explica que el uso excesivo de los móviles sin ningún tipo de hábito sano, podría llevar a desarrollar sedentarismo, y ese sí que puede crear papada por un exceso de grasa.

(foto: freepik)

Problemas de salud que causan papada

Si bien la papada o el doble mentón pueden ser resultado de una postura incorrecta, causas genéticas o de la edad, la ciencia explica que esta también podría ser un signo de algunos problemas de salud.

Por esta razón, los médicos explican que además de atender la papada por una cuestión estética, debemos estar al pendiente de su formación para poder tratar de forma temprana algunas enfermedades y evitar complicaciones.

Algunas enfermedades que causan papada son:

  • Inflamación de glándulas salivales.
  • Síndrome de Cushing.
  • Problemas en la tiroides (hipertiroidismo o hipotiroidismo).

(foto: freepik)

La papada no es permanente, se puede tratar incluso en casa

La doctora Petra Vega explica que si la papada (sea una papada real o una pseudopapada) te causa algún tipo de conflicto y disgusto, no debes preocuparte: esta puede arreglarse y no ser permanente

La primera estrategia a realizar, comenta, es bajar de peso; esto nos ayudará a eliminar el exceso de grasa que tengamos acumulado en la zona baja de la mandíbula, y en general servirá para mejorar nuestra calidad de salud.

Otros métodos que pueden ser útiles son los tratamientos estéticos, que pueden ir desde inyecciones, hasta tratamientos con láser o una cirugía, esto dependiendo de qué tan grande sea el doble mentón y el desagrado de la persona en cuestión.

En caso de que la causa sea una mala postura, realizar ejercicios que ayuden a fortalecer los músculos del cuello (principalmente de la parte posterior), ayudarían a disminuir la apariencia de la papada, ya que poco a poco estaremos más erguidos, y tendremos nuestra cabeza y cuello en mejor posición.

Los masajes con cremas reafirmantes también son útiles, principalmente si la causa está relacionada a la flacidez de la piel, que se verá mejorada si utilizamos este método.

(Con información de: Clínicas Zurich, Infosalus, La Vanguardia, Antiaging Group Barcelona, Univisión.)