Eliminar cucarachas es más complicado de lo que parece y es que estos insectos son bastante resistentes, incluso los insecticidas pueden ser poco eficaces. Si hay cucarachas en tu casa, te decimos los errores más comunes al intentar eliminarlas. 

Tener una infestación de cucarachas en casa puede causar mucha frustración, principalmente porque son difíciles de eliminar. 

De acuerdo con datos recogidos en Estados Unidos y retomados por National Geographic, algunas poblaciones de cucarachas han desarrollado resistencia a los insecticidas, lo que hace que muchos productos químicos sean inútiles para exterminarlas.

Así que antes de rociar frecuentemente insecticidas contra cucarachas en casa, te decimos los errores que debes evitar al eliminar estos insectos, porque solo empeoran el problema.

Errores al intentar eliminar cucarachas 

Además de que son desagradables, las cucarachas son portadoras de muchas enfermedades, pues a través de sus patas, saliva, vómito y heces, llevan una gran cantidad de bacterias a nuestros alimentos y las superficies.

Por ello, debes aprender a eliminarlas de forma eficaz, evitando los siguientes errores comunes:

(Foto: canva) 

  • Pisarlas con los zapatos u otros objetos 

Lo sabemos, este movimiento es casi un reflejo natural que tenemos en cuanto las vemos corriendo por el piso o las superficies, pero es un grave error.

La razón es que las cucarachas pueden soportar hasta 900 veces su peso, por lo que es posible que se hagan las muertas después de que las pisas y después de unos minutos salgan corriendo a su escondite a seguir reproduciéndose.

Aunado a ello, pisar las cucarachas puede ser dañino para tu salud y la de tu familia y es que cuando las aplastas, se liberan todas las bacterias de las que son portadoras, pudiendo facilitar alergias y enfermedades graves como la salmonelosis, la fiebre tifoidea o la gastroenteritis.

(Foto: canva) 

  • Creer que si vemos una o dos, no hay problema

Tal vez creas que ver una inocente cucaracha corriendo en el piso no es un problema, pero lo cierto es que basta una sola para dar pie a una plaga que luego es difícil de controlar.

Las cucarachas hacen nidos rápidamente y pueden tener hasta 8 mil crías en un solo año, así que ver una o dos en casa sí es un problema serio que no podemos ignorar. En cuanto veas una sola, será el momento de actuar, ya sea fumigando la casa o usando remedios como el ácido bórico.

  • Usar cloro para ahuyentarlas 

Hacer una limpieza profunda en el hogar al menos cada semana y evitar dejar residuos de comida es un paso indispensable para evitar que las cucarachas proliferen en casa, sin embargo, cuando ya están instaladas, limpiar con cloro no será suficiente para ahuyentarlas. 

El cloro puede ser efectivo para eliminarlas solo si lo ingieren, pero debido a que pueden identificar el olor de este producto venenoso para ellos, simplemente lo evitan para evitar riesgos. 

(Foto: canva) 

  • Echar insecticidas frecuentemente 

Como lo mencionamos al inicio, estos insectos muchas veces desarrollan resistencia a los insecticidas, por lo que rociar estos productos frecuentemente como medida preventiva, en realidad solo empeora el problema.

Un estudio en el Journal of Economic Entomology señala que las cucarachas alemanas, por ejemplo, pueden sobrevivir a la exposición a cinco tipos de insecticidas de uso común, lo que es preocupante. 

El estudio mostró que las personas que no pueden costear un exterminador profesional usan cada vez más insecticidas comprados en tiendas, lo que crea más oportunidades de que las cucarachas sobrevivan a sus efectos, se reproduzcan y den lugar a una nueva generación más resistente.

¿Cómo eliminar correctamente las cucarachas?

La solución más efectiva es la fumigación de los expertos, que usan productos especializados para eliminar a estos desagradables insectos

Sin embargo, si quieres eliminar las cucarachas de tu casa, necesitas un plan de acción a largo plazo.

Primero, elimina los restos de comida y agua, que son las principales fuentes de alimento para las cucarachas. Limpia y desinfecta los alrededores con frecuencia, especialmente los espacios donde hay alimentos. Procura almacenar los alimentos en recipientes herméticos para evitar que las cucarachas entren.

También es importante identificar y eliminar los focos de infestación. Por ejemplo, si hay una grieta en el suelo, sella el área con sellador y repara cualquier grieta en las paredes. Esto evitará que las cucarachas entren en tu casa.

Otra solución son los remedios caseros como el ácido bórico con azúcar, el bicarbonato de sodio, el laurel y otras plantas aromáticas, como la menta, que pueden ahuyentarlas de forma efectiva.

Una vez que hayas eliminado las cucarachas, sigue los pasos anteriores para prevenir que vuelvan a infestar tu hogar.

(Con información de Cocina Fácil, Ecooltra, GastroLab)