Caminar descalzo en la playa es una actividad muy relajante para muchos y, de hecho, se ha comprobado que puede ser bueno para los músculos; no obstante, también tiene riesgos, pues es posible adquirir una infección.

De acuerdo con la Revista 65 y más, caminar descalzo en la playa puede ser beneficioso para personas de cualquier edad, siempre y cuando se realicen con moderación y con ciertas precauciones

Caminar por la playa estimula las terminaciones nerviosas de los pies, mejora la capacidad aeróbica, disminuye la ansiedad y el estrés, fortalece huesos y musculatura y favorece una mejor recepción de oxígeno gracias a la humedad del mar.

Precauciones que debes tener al caminar descalzo en la arena 

Sin embargo, es importante que tengas algunas precauciones al hacerlo, pues existe un parásito que se puede adquirir en playas y jardines y que causa una infección con síntomas desagradables. 

(Foto: pexels) 

Se trata de la larva migrans cutánea, que es provocada principalmente por tres parásitos, que son la Ancylostoma caninum, la A. brasiliense (la más común) y Uncinaria stenocephala.   

El portal Enséñame de Ciencia destaca que estos parásitos pueden causar una infección zoonótica, lo que significa que se transmiten de animales hacia humanos. Debido a que son endémicos de climas cálidos y húmedos, prevalecen en regiones tropicales, como las playas. 

Las larvas de estos parásitos crecen en las heces o en el suelo y tras 5 a 10 días, se convierten en larvas filariformes. Exponerse a estos parásitos puede facilitar el desarrollo de infecciones, ya que son capaces de penetrar la piel y viajar a través de la misma. 

Causa síntomas como sensación de ardor, enrojecimiento y una erupción serpiginosa.

Se necesita de un tratamiento médico para eliminar el parásito, pero es posible erradicarlo sin ninguna consecuencia grave. La infección puede durar desde un mes o hasta seis.

Otros problemas de caminar descalzo en la playa

El Colegio de Podólogos de Andalucía señala que no es que no se puedan tener paseos por la playa, pero sí evitar caminar sin zapatos por un tiempo prolongado, ya que se puede sobrecargar la musculatura de las piernas y pies.

(Foto: pexels) 

Los expertos de esta institución advierten que el contacto del pie con la arena no siempre es beneficioso, ya que sobrecarga la musculatura y puede provocar lesiones cuando los paseos son largos. 

Caminar descalzo en la playa genera un impacto mayor en los pies, especialmente cuando se camina por la arena seca

Cuando caminamos en la arena seca, los pies se hunden y hay un gran esfuerzo que puede dañar las articulaciones, desequilibra el cuerpo y puede facilitar que se doblen los tobillos causando un tirón muscular. Por su parte, al caminar en la arena mojada, la superficie es más blanda pero suficientemente firme para caminar de forma segura.  

Por ello, se recomienda que los paseos por la playa sean cortos y que las personas con problemas como reumatismo crónico, artritis o artrosis, lo eviten por completo. 

Recomendaciones para caminar descalzo en la playa

  • Opta por caminar en la arena más firme o mojada 
  • Realiza paseos cortos
  • Usa sandalias para proteger los pies 
  • Evita caminar en la arena si tienes cortes, rasguños o una herida abierta en la piel de los pies 
  • Siempre usa protector solar 

(Con información de Enséñame de Ciencia, Revista 65 y más)