El naproxeno se usa para aliviar el dolor, la sensibilidad, artritis reumatoide, osteoartritis, espondilitis anquilosante y artritis juvenil, por lo que es un medicamento muy útil para curar el dolor. Sin embargo, como todo medicamento, tiene consecuencias si es tomado de manera indiscriminada.

¿Qué puede pasar si consumes este medicamento sin respetar las dosis recomendadas?

¡Cuidado con el naproxeno! Estos son los posibles riesgos de consumirlo en exceso

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el naproxeno también se usa para tratar la enfermedad ósea de Paget y el síndrome de Bartter.

Entre las consecuencias de usar este medicamento de manera indiscriminada se encuentran:

  • estreñimiento
  • gases
  • sed en exceso
  • dolor de cabeza
  • mareos
  • aturdimiento
  • somnolencia
  • problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido
  • ardor o adormecimiento de piernas o brazos
  • síntomas similares a los de la gripe
  • zumbido en los oídos
  • problemas de audición

Se recomienda acudir al médico si cualquiera de los síntomas es grave o no desaparece.

¿Cuándo ir al médico de inmediato?

En caso de que la persona presente las siguientes señales, se deberá llamar inmediatamente al médico.

  • cambios en la vista
  • urticaria
  • sensación de que hay algo atorado en la garganta
  • incremento de peso sin explicación
  • falta de aliento o problemas para respirar
  • hinchazón en el abdomen, piernas, pies y tobillos
  • dolor de garganta, escalofríos, fiebre u otros síntomas de infección
  • ampollas
  • sarpullido
  • enrojecimiento de la piel
  • picazón
  • inflamación de ojos, lengua, rostro, labios, garganta, brazos o manos