Para tratar la hipertensión, así como para evitar las complicaciones de esta enfermedad, existe un fármaco llamado losartán, que aunque muy útil y beneficioso, también puede dar lugar a efectos secundarios a los cuales hay que prestar atención.

(foto: freepik)

El losartán: un fármaco para controlar la presión

El losartán es un medicamento que es utilizado para tratar a pacientes que tienen problemas de presión alta, es decir, que padecen de hipertensión, principalmente con la intención de controlar sus niveles de presión sanguínea.

Sin embargo, el losartán también puede ser utilizado para tratar y evitar complicaciones que pueden tener las personas que tienen hipertensión, como lo puede ser:

  • Accidentes cerebrovasculares en quienes, además padecen de problemas cardiacos.
  • Enfermedades y daños renales, fundamentalmente en quienes también tienen diabetes tipo 2.
  • Insuficiencia cardiaca.

Este medicamento funciona al bloquear la función de ciertas sustancias que hacen que los vasos sanguíneos se contraigan (angiotensina II), ayudando así a que la sangre circule mejor y que el corazón tenga menos dificultades al bombearla.

(foto: freepik)

Los efectos secundarios del losartán

Sin embargo, aunque el losartán puede ofrecer muchos beneficios para quienes padecen de hipertensión, la realidad es que este fármaco también podría tener efectos secundarios considerables, a los cuales hay que prestar suficiente atención.

De hecho, algunos de los principales efectos secundarios que pueden presentarse al tomar losartán, explican los expertos, pueden ser:

  • Mareos.
  • Dolor de espalda.
  • Síntomas similares a los de una gripe común (nariz congestionada, estornudos, dolor de garganta).

Pero, además, los especialistas informan que pueden presentarse otros síntomas y reacciones secundarias que requerirían de atención médica inmediata si se presentan:

  • Reacción alérgica (ronchas, dificultad para respirar e inflamación en el rostro, la boca o la garganta)
  • Sensación de desmayo.
  • Dolor o sensación de ardor/quemazón al orinar.
  • Problemas del riñón (orinar poco o nada, aumento de peso rápido, dolor y/o dificultad al orinar, hinchazón de cara, pies y/o tobillos).
  • Náuseas, debilidad, sensación de hormigueo en el cuerpo, dolor de pecho, latidos del corazón irregulares, pérdida de movimiento (que pueden ser por un problema con los niveles del potasio).

(foto: freepik)

¿Cómo evitar complicaciones al tomar losartán?

Para evitar problemas, y para que este medicamento pueda funcionar de forma más efectiva y eficiente, es necesario tener especial cuidado con la dosis de losartán a tomar, así como la manera en que se hace.

Medline Plus indica que para tomar correctamente el losartán, evitando o reduciendo las posibilidades de efectos secundarios, es necesario seguir una serie de consejos:

  • Seguir las indicaciones médicas.
  • Tomarlo todos los días a la misma hora.
  • No cambiar las dosis (ni aumentar, ni disminuir).
  • Seguir una dieta baja en sal (o sodio), y evitar sustitutos de sal que tengan potasio.
  • No se debe tomar una dosis doble para compensar si una hizo falta.

Para aprender más de...4 medicamentos que no debes mezclar con alcohol

Una chela puede ser peligrosa:

Quizá te estés tomando una cerveza para desestresarte o tal vez andes triste y tomando por lo mismo, pero cuando estás con medicamentos deberías pensarlo dos veces antes de llevar una bebida alcohólica a tu boca
Cuidado con las medicinas

Hay algunos medicamentos que no se deben combinar con alcohol porque pueden hacer más daño que bien y aumentar los efectos secundarios que pueden provocar los fármacos.
El peligro de mezclar medicinas con alcohol:

La recomendación de los expertos es abstenerse de tomar alcohol un día antes o después de tomar ciertas medicinas. Estas son 4 medicinas que no debes mezclar con alcohol.
1: Medicinas contra la ansiedad

Su mezcla con alcohol puede aumentar el riesgo de mareo, somnolencia, mayor riesgo de sobredosis, respiración difícil o lenta
2: Analgésicos de venta libre:

La organización Consumer Reports, que busca informar a las personas sobre lo que consumen (como la Revista del Consumidor de México) advierte que mezclar alcohol con estos analgésicos incrementa el riesgo de sangrado interno y úlceras cuando se toman medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES) y daño hepático si se mezcla alcohol con paracetamol
3: Antibióticos:

Mayo Clic señala que el malestar estomacal, los mareos y la somnolencia son efectos secundarios de los antibióticos y estos se pueden volver peores si se mezclan los medicamentos con alcohol
4: Medicamentos para la presión arterial

Consumer Reports advierte que la mezcla de alcohol con estos medicamentos puede aumentar el riesgo de mareo, somnolencia, desmayo y problemas del corazón como arritmias
¿La recomendación?

Lo mejor siempre será no tomar alcohol en lo absoluto

(Con información de: Medline Plus, Vademecum, Cigna.)