El concierto de concierto de Guns N’ Roses no podrá ser disfrutado por todos los asistentes y no es culpa de la banda integrada por Axl Rose y Slash.

A pesar de que la fecha ya está confirmada (21 de octubre a las 8 de la noche) y se sabe que será en el Estadio Ciudad de los Deportes (antes Estadio Azul), el concierto de Guns N’ Roses no podrá ser disfrutado por todos quisieran… en especial las personas con discapacidad.

Francisco Camino es usuario de bastones y el inmueble, al parecer, no es accesible, pues se trata de un estado muy viejo, “que incluso puede resultar hasta vetusto” y por ello puede resultar es inaccesible y peligroso.

“Al momento de revisar la ubicación puedo ver que la zona de discapacidad es ridículamente pequeña, apenas para 10 o 20 personas con discapacidad, en un aforo total de hasta 15 mil personas. Y, además, está lo más alejada posible del escenario”, lamenta Francisco.

En la omisión de las personas con discapacidad también hay discriminación

YoTambién menciona que Francisco pidió un recorrido previo por el estadio para saber por dónde iba a poder desplazarse hasta ese espacio de discapacidad o para el que su boleto señala como su lugar y el personal se negó a darle el tour.

“Se negaron para saber de su accesibilidad. Yo no tengo idea, ellos tampoco, pero tampoco quieren saber ni les importa”, acusa.

Además, hay otro problema: la empresa encargada del concierto FunTicket entiende por personas con discapacidad solo usuarios en sillas de ruedas.

Después de llamar a los organizadores, Francisco también lo hizo a Atención Ciudadana de la alcaldía Benito Juárez (donde se encuentra el estadio), a Protección Civil y al gobierno central, pero no tuvo éxito.

“No tienen idea de qué se trata la accesibilidad. Y se van aventando las manos… No tienen idea de con quién se están auxiliando para el tema de accesibilidad, mostrando ignorancia y desconfianza, y ahí va implícita la discriminación para personas con discapacidad”, considera.

Me dijeron que tienen que ver quiénes van y no van, y hacer reuniones

Aunque aún existe una esperanza…

Francisco Camino dice que vió una luz en el túnel cuando se puso en contacto con él la casa productora y sí existía toda una intención, pero no pueden verlo sino hasta 10 días antes del evento.

“Operar el estadio con todos los temas de accesibilidad se está convirtiendo en algo tortuoso y engorroso”, dice Francisco.

Sus boletos están en la zona general, o sea a nivel de cancha, por lo que tiene que subir y bajar escaleras, al igual que otras personas con discapacidad, informa YoTambién.

“Hasta donde sé son pequeñas, angostas y altas, sin pasamanos y con miles de personas pasando”, señala.

Pero eso no lo hace desistir de acudir a ver a Guns N’ Roses, una de sus bandas favoritas y reportar para la estación de radio en la que es colaborador.

“Sí voy a ir y voy a exigir mis derechos en la zona que sea, ya sea que me dejen en cancha o que me pongan en la zona de discapacidad con libertad de desplazamiento, autonomía y seguridad. Porque no voy a permitir que me carguen”, dice.

“Voy a seguir insistiendo, pero se convierte en un diálogo contra la pared, nadie responde. Es mejor corregir y prevenir. Sí hay discriminación por esta terrible omisión”, concluye.

(Con información de YoTambien.mx)