¿Cuántas esponjas y trapos no has tirado porque quedan negros y grasosos después de varios intentos fallidos de limpiar tus ollas, sartenes o tu estufa?

Sabemos que el cochambre acumulado de tus utensilios de cocina es una de las peores pesadillas de cualquiera que se dedique a cocinar, no solo por el mal aspecto que confiere sino también por el gasto económico que debemos hacer para reemplazar ollas o esponjas o comprar productos químicos.

Afortunadamente, cuando de remedios caseros se trata, las abuelitas siempre tienen la razón. Te enseñamos cómo usar la piedra pómez para limpiar tu cocina sin mayor dificultad.

Deshazte del cochambre en tu cocina con la piedra pómez; te enseñamos cómo

La pumita, también conocida como piedra pómez o puzolana, es una roca ígnea volcánica que puede flotar en el agua y que es muy porosa. En las tiendas se encuentra de color amarillo, rojo o gris claro.

 

(Foto: Especial)

Por sus cualidades, la piedra pómez puede soportar el frío y el calor y gracias a su dureza media cuenta con un poder abrasivo bajo, por lo que también es utilizada para el cuidado de la piel, así que eso nos da seguridad de que no estropeará nuestras ollas y sartenes.

¿Cómo usar la piedra pómez para limpiar ollas y sartenes?

Seguramente tienes ollas y sartenes que están manchados, quemados, percudidos o que tienen cochambre. En estos casos la piedra pómez es ideal para eliminar estas impurezas. Lo único que debes hacer es lavar el traste como de costumbre y luego humedecer la piedra y frotarla por las áreas que deseamos limpiar.

Pero mucho ojo. La piedra pómez nunca debe utilizarse en la parte interna de la olla o sartén porque si tiene teflón, se corre el riesgo de su desprendimiento.

¿Cómo usar la piedra pomez para limpiar la estufa?

Para limpiar las hornillas y las parrillas de la estufa también se puede utilizar la piedra pómez. Lo primero que se debe hacer es desmontar las piezas y enjuagarlas un poco para retirar la suciedad. Después lávalas como de costumbre con agua y jabón y después utiliza la piedra pómez para tallar. Procura enjuagar las hornillas o pasar un trapo húmedo para quitar toda la suciedad que salga con cada tallada.

Este mismo proceso lo puedes utilizar para limpiar el horno y la campana. 

SIGUE LEYENDO: