Sabemos que es imposible que durante la celebración de Navidad o Año Nuevo no se te cruce una copita de vino o un shot de tequila. 

Y si por accidente se te cruzaron más de dos o tres o cinco, seguramente te gustaría saber cómo evitar que empieces de mala copa y todavía peor, que amanezcas con resaca al día siguiente. Te explicamos algunos trucos para lograrlo. 

5 consejos para que no “se te suba” y ganarle a la cruda de Navidad 

  • ¿Cómo tomar y que no se te suba? 

Para tomar y que no te pegue, el objetivo es mantener la concentración de alcohol en la sangre menor a 0.06. Esta es la concentración de alcohol ideal para relajarte, ser más sociable, sentirte un poco mareado y más desinhibido pero sin llegar a hacer cosas de las que te arrepientas. 

(Foto: Especial)

Come algo antes

Comer antes de empezar a tomar es lo mejor que puedes hacer si no quieres que se te suba y te pongas borracho. Tener comida en el estómago ayuda a ralentizar la absorción de alcohol en la sangre, lo que va a mantener tus niveles de alcohol bajos. 

Toma despacio

Le toma al cuerpo una hora en empezar a procesar una vaso de bebida alcohólica. Pero si empiezas a tomar demasiado rápido, tu cuerpo no tendrá el tiempo que necesita para procesar el alcohol, lo que provocará una acumulación de alcohol en tu torrente sanguíneo. 

Sorber las bebidas lentamente para no excederse de una copa por hora es la mejor manera de no emborracharse.

Alterna entre bebidas alcohólicas y no alcohólicas 

Si no quieres que se te suba ni quieres tener resaca al día siguiente, lo mejor es alternar entre bebidas alcohólicas y no alcohólicas. Tomar agua es lo mejor que puedes hacer, pero si no quieres verte aburrido, puedes intentar tomar cervezas o vino sin alcohol

Di que no a los shots 

¿Así que chiste? Pues si no te quieres poner borracho y tampoco quieres tener resaca olvídate de los shots porque son la forma más rápida de hacer algo que te arrepientas en una fiesta. Los shots tienen una concentración de alcohol muy alta y como los tomas rápido, también aumentan tu nivel de concentración de alcohol en la sangre. 

¿Cómo evitar la cruda

La cruda o resaca es el resultado de una intoxicación de alcohol y se caracteriza por síntomas como: 

  • dolor de cabeza
  • fatiga
  • sed
  • mareos
  • náuseas
  • pérdida del apetito

¿Entonces qué puedes hacer para prevenir la resaca? Realmente no hay evidencia científica que demuestre con exactitud cuáles son las mejores formas de prevenir la resaca más allá de no tomar de más o de plano no tomar alcohol

(Foto: Especial)

Sin embargo, hay algunos consejos que sí puedes seguir para tratar de disminuir el riesgo de amanecer con cruda. Te compartimos algunos:

  • Evita las bebidas con alto contenido en congéneres

Las bebidas alcohólicas están hechas principalmente de etanol pero también tienen congéneres, que se forman cuando las levaduras que fermentan el azúcar producen etanol. Los congéneres son sustancias químicas tóxicas que incluyen el metanol, el isopentanol y la acetona.

Las bebidas alcohólicas con altos niveles de congéneres aumentan la frecuencia e intensidad de las resacas. De hecho, el metanol está fuertemente asociado con las resacas. 

Las bebidas con alto contenido en congéneres son el whisky, el coñac, el tequila y el bourbon. Las bebidas sin color como el vodka, la ginebra y el ron, tienen niveles bajos de congéneres.

(Foto: Especial)

  • Manténte hidratado

El alcohol es diurético por lo que te hace ir al baño más seguido y por eso contribuye a la deshidratación. La deshidratación contribuye a síntomas de resaca como la sed, la fatiga y el dolor de cabeza. 

Por fortuna es algo que se puede evitar si tomas suficiente agua mientras consumes alcohol. Trata de tomar un vaso de agua por cada bebida que ingieras y antes de irte a dormir, toma un vaso de agua grande. Tomar también puede ayudar. 

  • Duerme bien 

No dormir bien puede contribuir a algunos síntomas de la cruda como la irritabilidad o el cansancio, así que trata de no desvelarte y si lo haces, duerme por lo menos 8 horas. 

  • Come un buen desayuno

Las resacas se asocian a veces a niveles bajos de azúcar en sangre porque el alcohol interrumpe la liberación de glucosa a la sangre desde el hígado. Después de tomar, tener un desayuno nutritivo o una comida a última hora de la noche puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Healthline)