Mucha gente les tiene miedo a las arañas, sin embargo, en general no pican o muerden a menos que se sientan amenazadas. La mayoría de las picaduras de araña son inofensivas, pero hay casos en que podemos toparnos con especies venenosas y peligrosas, por lo que hay que saber actuar.   

De acuerdo con MedlinePlus, las picaduras de araña pueden causar reacciones alérgicas, pero aquellas que son de especies peligrosas como la viuda negra o la araña violinista, pueden poner en riesgo la vida.

¿Qué hacer ante picadura de araña venenosa? Aquí te lo decimos.

¿Cómo saber que una picadura es de araña venenosa?

En primer lugar, debes saber que no todas las arañas son venenosas. Erróneamente se cree que las arañas patonas, muy comunes en las casas, pueden causar un daño pero de acuerdo con Cesar Gabriel Durán-Barrón, de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM, esta especie solo se alimenta de moscas y mosquitos, por lo que es inofensiva. 

(Foto: Pexels) 

No obstante, hay arañas caseras que pueden ser letales, como la viuda negra, que se caracteriza por tener una mancha roja en forma de reloj de arena en el abdomen, así como la araña violinista, que tiene una mancha oscura semejante a un violín en el caparazón. 

El veneno de la viuda negra, detalla la UNAM, es hasta 15 veces más potente que el de la víbora de cascabel. Se trata de un neurotóxico, por lo que causa un envenenamiento severo que afecta el sistema respiratorio y cardiaco.

Entre las molestias que puede provocar la picadura de esta araña destacan las bradicardias o las respiraciones más lentas de lo normal, la taquicardia o el ritmo acelerado del corazón, la sudoración excesiva y problemas para hablar. 

También pueden presentarse rigidez abdominal intensa, náuseas, vómitos, temblores o sudoración.

Por su parte, el veneno de la araña violinista es necrótico, lo que significa que afecta a nivel cutáneo y necrosa la piel, es decir, hay una muerte del tejido debido al agente nocivo que ocasiona una lesión grave que no se puede reparar o curar. 

(Foto: Pinterest) 

Los síntomas de su picadura incluyen dolor leve al principio, fiebre, escalofríos y dolores en el cuerpo, así como un área púrpura o azul profundo alrededor de la picadura que puede desarrollar posteriormente un anillo rojo.

¿Qué hacer en caso de picadura de araña venenosa?

Para tratar una picadura de araña, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos señala que debemos identificar primero si hay enrojecimiento de la zona, dolor e inflamación. Para aliviarlo, se recomienda lo siguiente:

  • Lavar la zona afectada con agua y jabón
  • Aplicar hielo o una compresa húmeda 
  • Aplicar un ungüento antibiótico tres veces al día para ayudar a prevenir una infección 

Si identificas que te picó una araña venenosa como la viuda negra o la violinista, debes acudir de inmediato a buscar ayuda médica, especialmente si comienzas con síntomas como dolor intenso, herida que comienza a crecer en el sitio de la picadura, problemas para respirar o espasmos musculares. 

(Foto: Pinterest) 

Si eres alérgico al veneno de araña, podrías experimentar una reacción grave conocida como shock anafiláctico. Los síntomas del shock anafiláctico incluyen:

  • Picazón grave, hinchazón o enrojecimiento
  • Erupción o urticaria
  • Dificultad para respirar o tos sibilante
  • Cólicos estomacales
  • Hinchazón rápida de la lengua, labios, ojos o garganta
  • Pérdida de conciencia

Si comienzas a experimentar alguno de estos síntomas, necesitas atención médica inmediata.

¿Cómo prevenir picaduras de arañas venenosas?

En caso de vivir en un área con arañas potencialmente peligrosas debes tomar precauciones para evitar picaduras, como:

  • Cerrar siempre las tiendas de campaña cuando acampes
  • Usar pantalones cuando vayas de excursión a áreas donde las arañas son comunes
  • Dejar los zapatos boca abajo y golpearlos contra el suelo antes de usarlos
  • Verificar siempre antes de meter la mano dentro de cajas o en áreas de poco movimiento
  • Mantener sótanos y patios ordenados y limpios
  • Usar guantes al hacer jardinería o sacar madera de una pila

(Con información de UNAM, Mayo Clinic, MedlinePlus y Medical News Today) 

Para aprender más de...¿Cuáles son los objetos de uso diario con más gérmenes y bacterias?

Celular
Es una de las cosas más sucias que usamos, en parte porque lo llevamos con nosotros a todas partes, incluso al baño, que está repleto de bacterias. El celular podría estar hasta 10 veces más sucio que el asiento del inodoro y tener la bacteria E.coli, que causa malestar estomacal y puede vivir durante horas en una superficie caliente como tu teléfono.
Control remoto
La razón de que sea tan sucio es que todo el mundo lo agarra con manos llenas de gérmenes. Si no lo estás usando, el control está en el piso, entre los huecos de sillones, un lugar propicio para el moho y las bacterias. Por eso, hay que limpiarlo de vez en cuando con toallitas desinfectantes.
Teclado de computadora
Otro lugar que usamos con las manos sucias y que está repleto de gérmenes y migajas de comida. Por eso, lo mejor es lavarse las manos después de usarlo y limpiar las teclas con un algodón con alcohol y un cepillo para quitar las partículas de polvo.
Esponja de trastes
Es el objeto más sucio de una casa por ser el hábitat perfecto de los gérmenes. No solo está húmeda todo el tiempo, sino que guarda restos de comida. Por eso, enjuágala después de usarla y trata de ponerla en un lugar seco. Tienes que sustituirla cuando empiece a oler.
Contenedor de cepillos de dientes
Cada que termines de usar el cepillo y lo guardas, el contenedor guarda agua, restos de pasta de dientes e incluso saliva. Por ello, este objeto es uno de los más sucios del hogar.
Límpialo a menudo, una forma fácil de hacerlo es lavarlo con una esponja.
Juguetes de perro
La boca de los perros no es más limpia que la de los humanos, simplemente tiene bacterias diferentes y cada vez que tu perro agarra un juguete con su boca lo llena de saliva y gérmenes. Además la humedad que guarda un juguete con saliva es un reservorio de microbios. Limpia los juguetes de goma a mano y los de tela en la lavadora.
Dinero
Además de que pasan por el contacto de miles de personas, una investigación encontró que los billetes conservan aproximadamente 3 mil tipos de bacterias, desde los gérmenes que causan el acné hasta los microbios de las personas que se chupan los dedos cuando cuentan los billetes. Lávate las manos después de usarlos.
Carritos de supermercado
De por sí los productos del super están sucios porque pasaron por muchas manos llenas de gérmenes, agrégale que todos tocan el carrito, que los bebés y niños con pañales se sientan sobre él y que en la intemperie se llenan de otros patógenos. Las asas y los asientos suelen albergar E. coli, campylobacter y salmonella.