Un anillo atascado en el dedo puede ser desagradable, desesperante e incluso doloroso, pero si es algo que te ha sucedido, no debes preocuparte: existen algunos métodos que te ayudarán a retirar un anillo que se quedó atorado.

(foto: especial)

Anillo atorado: el primer paso es no perder la calma

Si bien es cierto que tener un anillo atorado en el dedo puede resultar poco agradable e incluso preocupante, lo más importante si esto sucede, es mantener la calma, ya que de lo contrario la situación puede empeorar.

De hecho, lo primero que debes hacer si tu anillo se queda atascado es evitar tirar de él de forma repetida o con mucha fuerza, ya que harás que tu dedo se irrite y se inflame de forma más grave, lo que haría más complicado retirar la pieza de joyería.

Cuando un anillo se quede atorado, debes relajar tu mano, evitando sostenerla rígida, y tratar de retirarlo con firmeza, pero sin forzar; sin embargo, si esto no funciona, no te alteres, existen otros métodos que pueden ser efectivos para retirarlo.

(foto: freepik)

Los 5 métodos para retirar un anillo atorado 

Si tu anillo se ha quedado atorado en tu dedo, no debes preocuparte (y tampoco asustarte), pues existen algunos métodos que te ayudarán a retirarlo sin riesgo de lesionarte, e incluso podrían permitirte conservar tu anillo sin tener que cortarlo.

  • Engrasar el dedo con aceite de bebé, mantequilla, e incluso crema para manos o un chorrito de windex, puede ser útil, ya que al lubricar la piel podría ser más sencillo remover el anillo. Luego de engrasar, procura retirar jalando y girando con suavidad.
  • El truco del hilo puede ser una opción muy útil. Usando hilo dental o común, se debe pasar el hilo por debajo del anillo atascado y posteriormente envolver el dedo con el mismo en dirección a la punta; la parte del hilo que pasa por debajo del anillo posteriormente servirá para ir retirando el anillo al comenzar a desenvolver.
  • Usar hielo para intentar desinflamar la zona puede facilitar el retirar el anillo atorado. Lo ideal es colocar una bolsa con hielo sobre el dedo durante unos minutos, pero también es posible sumergir la mano en un recipiente con agua fría.
  • Levantar la mano durante 5 o 10 minutos, por encima de la cabeza. puede ser útil para ayudar a reducir la inflamación o el grosor del dedo que puede formarse, y con ello puede ser más sencillo retirar el objeto; si se combina con el uso del hielo podría ser más efectivo.
  • Cortar el anillo, aunque suele ser lo menos deseable, en realidad es la mejor opción, principalmente para evitar que tu dedo se ve afectado, más aún si ninguno de los otros métodos han logrado o ser eficientes.

(foto: especial)

Visitar al médico será necesario en algunos casos

Pero no en todos los casos es recomendable que intentes retirar por tu propia cuenta un anillo que se haya atorado. 

De hecho, los expertos indican que existen algunas señales de las cuales debes estar atento, pues indicarían que necesitas acudir inmediatamente al médico ya que alertarían que tu dedo está siendo lesionado de forma importante debido a la presión del anillo atascado es necesario actuar con velocidad:

  • Dolor en el dedo.
  • Hinchazón notoria o muy grave.
  • Hormigueo en el dedo.
  • Cambio en el color de la piel (azul o morado).
  • Existe pérdida de sensibilidad en el dedo.

(Con información de: American Society for Surgery of the Hand, Enséñame de ciencia, García Joyeros.)