Si bien en casi todos los casos los tonsilolitos no ocasionan molestias, se ha visto que pueden llegar a ocasionar mal aliento, por lo que quitar esas bolitas blancas de la garganta se vuelve algo deseable y necesario. 

A continuación te contamos de algunos trucos que pueden ser útiles para quitar los tonsilolitos o cálculos amigdalares. 

(foto: twitter)

Los tonsilolitos se pueden eliminar

En ocasiones, algunas personas pueden llegar a notar la presencia de manchas blancas en la zona de su garganta, esencialmente en la zona de las amígdalas, que son nombrados por los expertos como tonsilolitos o cálculos amigdalares.

Los tonsilolitos, aunque no se consideran un problema grave de salud, se sabe que pueden llegar a ser molestos, pues en algunas ocasiones pueden ser causantes de un mal aliento que puede ser complicado de eliminar.

Esta es una de las principales razones por las cuales muchas personas buscan eliminar los cálculos amigdalares, y es algo que puede hacerse de manera sencilla, ya que en ocasiones los tonsilolitos no son difíciles de retirar. 

De hecho, en la mayoría de los casos los tonsilolitos suelen desprenderse fácilmente de forma ocasional, sin ningún tipo de intervención o de ayuda, y puede llegar a ocurrir incluso cuando una persona tose.

(foto: freepik)

Retirar los tonsilolitos en casa: 7 trucos

Si has comprobado que las manchitas blancas que tienes en las amígdalas no son producto de una infección, y que efectivamente se trata de tonsilolitos, no debes preocuparte: estas calcificaciones pueden retirarse.

En caso de que decidas quitar los cálculos amigdalares que tengas en la garganta, existen 7 métodos que puedes seguir para poder lograrlo:

  • Usa un irrigador de agua que sea de baja presión para evitar lesiones. Este objeto puede ayudar a soltar los tonsilolitos, pero debes hacerlo con cuidado, para evitar que la piedra caiga en la garganta y genere malestares; por esta misma razón, este método no debe ser utilizado en niños.
  • Utilizar hisopos de algodón húmedos para remover las calcificaciones en la garganta es un método que se ha extendido de forma popular, pero lo recomendable es evitarlo y mejor acudir al médico, ya que pueden causarse lesiones.
  • Realiza gárgaras con agua salada y tibia durante 10-15 segundos, ya que parece ser un método muy útil para aflojar los tonsilolitos que estén atrapados en tus amígdalas; además, ayuda a calmar el dolor o ardor de garganta.

(foto: freepik)

  • El enjuague bucal sin alcohol ayuda a soltar los tonsilolitos, pero también a reducir la cantidad de bacterias en la zona sin irritarla.
  • Haz gárgaras con vinagre de sidra de manzana, ya que este producto bien diluído y en poca cantidad contribuye a descomponer los materiales que conforman los tonsilolitos.
  • Mantén una buena higiene dental, procurando lavar bien tus dientes y tu lengua, ya que así evitarás los riesgos de formación de tonsilolitos, y en caso de que se formen, podrán ser de menor tamaño.
  • Cambiar tu dieta, eliminando o reduciendo el consumo de alimentos con grasa o almidones también puede facilitar la disminución de estas calcificaciones.

(foto: freepik)

¿Cuándo deberías consultar al médico?

Si bien puedes retirar los tonsilolitos con facilidad en casa, no en todos los casos está recomendado que lo hagas, ni todas las personas pueden realizarlo. Existen situaciones en las que es sumamente necesario acudir con un especialista de la salud, para que pueda brindarte un tratamiento especialmente enfocado en tu caso.

Acudir al médico por los tonsilolitos será necesario si presentas al menos alguna de las siguientes cosas:

  • Dificultad para tragar.
  • Tonsilolitos frecuentes, difíciles de quitar y con mal olfato frecuente.
  • Pus o secreción blanca que se pueden asociar con una infección o problema más complejo.
  • Dolor en los oídos.
  • Amígdalas muy inflamadas que pueden dificultar la respiración.
  • Sangrado en las amígdalas.
  • Problemas al dormir, como ronquera o apnea del sueño.

(Con información de: Medical News Today, Ferrus y Bratos, Infinity Dental.)