Después de una noche de beber en exceso es común despertar con resaca o “cruda”, que se manifiesta con síntomas como dolor de cabeza, sed, debilidad, dolor muscular y náusea. Pero ¿es cierto que tomar otra cerveza ayuda a quitar las molestias? 

Existen muchos remedios famosos para la cruda, como los chilaquiles bien picosos, algo “caldosito” y claro, “tomarse otra”. 

Sin embargo, no todos estos remedios tienen respaldo de especialistas, por lo que hay que analizar antes de tomarlos si realmente hacen un bien o solo nos dañan. 

¿Se quita la cruda tomando otra cerveza?

El National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism, señala que la resaca se refiere a un conjunto de síntomas que ocurren como consecuencia de beber demasiado alcohol

(Foto: Pexels) 

Los síntomas pueden variar de persona a persona y aunque el alcohol es el principal culpable, hay otros componentes de las bebidas alcohólicas que pueden contribuir a las molestias de la cruda o hasta empeorarla. 

Por ejemplo, las bebidas oscuras como el whisky bourbon poseen niveles más altos de congéneres, compuestos que contribuyen al olor y sabor y que pueden empeorar la resaca

También los sulfitos que se agregan al vino tinto tienen estos efectos, ya que son conservantes y las personas sensibles pueden sufrir dolor de cabeza intenso. 

Entre los factores que contribuyen a los síntomas de resaca destacan: 

  • Deshidratación
  • Falta de sueño 
  • Inflamación del cuerpo, principalmente del hígado y páncreas
  • Irritación gastrointestinal 

La única manera de evitar una cruda es no beber alcohol o consumir una cantidad mínima y no existe ninguna cura, solo el tiempo. 

(Foto: Pexels) 

La creencia de que beber otra cerveza a la mañana siguiente de una noche de alcohol puede aliviar los síntomas está muy extendida, pero esto solo minimiza los síntomas temporalmente y en realidad, puede contribuir a prolongar el malestar general. 

Este mito surge de que al despertar con reseca, se tiene un leve síndrome de abstinencia, por lo que se cree que lo mejor sería seguir consumiendo alcohol en pequeñas cantidades para evitar el malestar.

Pero no, tomar otra cerveza o cualquier otro licor no ayuda a curar las molestias de la cruda y lo cierto es que aunque abundan muchas supuestas curas, la evidencia de su eficacia es pobre.   

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor? 

Lo mejor que puedes hacer es tomar agua para evitar la deshidratación y los síntomas relacionados, como el dolor de cabeza, la fatiga y la sed excesiva. 

(Foto: Freepik) 

No fumes, ya que es un factor que empeora la resaca y procura comer muchas frutas y verduras para recuperar electrolitos

No existe ninguna poción mágica contra la cruda, solo el tiempo te puede ayudar. De hecho, no se recomienda tomar analgésicos sin receta, porque en combinación con el alcohol, aumenta la liberación de ácido e irrita el revestimiento del estómago.

Los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos dicen que una persona debe esperar a que el cuerpo termine de eliminar los subproductos tóxicos del alcohol, se rehidrate, sane el tejido irritado y recupere la actividad cerebral a niveles normales. 

(Con información de NIH, Chequeado)

Para aprender más de...Colesterol alto, paracetamol y suplementos herbales, causas de la cirrosis

1- Entendiendo la cirrosis
Según WebMD, la cirrosis es una enfermedad hepática grave y tiene múltiples causas. Provoca una cicatrización que sustituye lentamente el tejido sano. A largo plazo esto bloquea el flujo sanguíneo y dificulta la labor del hígado para filtrar toxinas, descomponer los nutrientes y medicamentos y producir proteínas. La cirrosis provoca falla hepática.
2- ¿Cuáles son los síntomas de la cirrosis?
Al principio la cirrosis no causa síntomas, explica WebMD, pero cuando empeora la persona se puede sentir más cansada y con menos hambre. En este punto los síntomas son un aspecto más amarillo, presentar moretones con facilidad, la orina se oscurece y el vientre y las piernas se hinchan. ¿Qué puede causar la cirrosis?
3- Hepatitis C
La hepatitis C crónica, permanece en el cuerpo por más de 6 meses, puede causar cirrosis. La hepatitis C es causada por un virus y se puede contagiar al compartir agujas o al mantener relaciones sexuales sin protección, indica WebMD.
4- Tomar alcohol en exceso
Tomar mucho alcohol puede hacer que el hígado se hinche y retenga más grasa. Esto puede provocar una cirrosis. La degradación del hígado puede ocurrir si se bebe más de lo debido cada día durante años, dice WebMD.
5- Enfermedad del hígado graso no alcohólico
Ocurre cuando hay una acumulación de grasa en el hígado y esto se puede deber a tener sobrepeso, diabetes, colesterol alto o hipertensión. Cuando empieza a dañar el hígado, se denomina esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). Puede notar síntomas como pérdida de peso, cansancio, debilidad, várices o picores en la piel, indica WebMD.
6- Medicamentos y suplementos
Algunos medicamentos como el metotrexato, el paracetamol, la isoniazida o ciertos antibióticos pueden causar daño al hígado y causar cirrosis a largo plazo. Algunos suplementos herbales como la borraja, la consuelda, la hierba de los pantanos, la uña de caballo, la gummifera, la camellia sinensis, la celidonia, el chaparral, la germana y el aceite de poleo también pueden dañar tu hígado, dice WebMD.
7- ¿La cirrosis tiene cura?
La cirrosis no tiene cura pero se puede detener o ralentizar este padecimiento tratando la causa subyacente con distintos tratamientos, explica WebMD.