La desagradable sensación de ardor en el pecho luego de comer algo, también conocida como reflujo, puede ser muy incómoda. Afortunadamente es posible evitar su aparición, incluso con una serie de estrategias sencillas que puedes realizar en casa, y que te ayudarán a frenar el reflujo en tu vida.

(foto: freepik)

¿Qué es el reflujo y cómo identificarlo?

El reflujo, llamado médicamente reflujo gastroesofágico (RGE), se trata de una condición que se da cuando lo que hay en el estómago (principalmente jugos gástricos) se devuelven y suben hacia el esófago, causando una sensación de ardor.

El reflujo suele ser más común después de comer, principalmente si consumimos una gran cantidad de alimentos, y puede ser más frecuente en mujeres embarazadas, asegura el doctor Carlos Martín de Argila, del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Este problema en algunos casos llega a ser considerado normal (mientras no sea demasiado intenso, duradero o frecuente), y es fácil de identificar, ya que el reflujo suele dar síntomas como:

  • Ardor en el pecho, causada por los ácidos del estómago que suben (pirosis).
  • Regurgitación (es decir “regresar” el contenido del estómago), de alimentos o líquidos agrios.
  • Dolor en el pecho o la zona alta del abdomen.
  • Sensación de nudo en la garganta.
  • Tos continua e inflamación de cuerdas vocales (en caso de que ocurra por la noche).

 

(foto: freepik)

7 tips que te ayudarán a frenar el reflujo

El reflujo puede tratarse de un problema muy molesto debido a sus síntomas principales, principalmente la sensación de ardor, que incluso puede interferir con el descanso de las personas que sufren de esta condición durante las noches.

Pero no todo está perdido: expertos aseguran que evitar el reflujo gastroesofágico, o disminuir la cantidad de veces que lo experimentamos, así como su intensidad, es posible, y puede lograrse con acciones y consejos muy sencillos, que te explicamos a continuación:

  • Se debe evitar el sobrepeso, y más aún la obesidad, ya que el exceso de peso hace presión en el abdomen y aumenta la subida de ácido al esófago. 
  • Es aconsejable que al comer, no se coma demasiada comida; de hecho se recomienda hacer varias comidas al día con poca cantidad.
  • El consumo de alcohol y/o el fumar deben estar prohibidos
  • Si hay alimentos o bebidas que aumenten el reflujo (como alimentos picantes o grasosos), se tiene que evitar su consumo.
  • Luego de comer, es necesario esperar al menos 2 o 3 horas antes de acostarse.
  • Se debe comer lento, masticando con cuidado.
  • Elevar la cama, principalmente la parte donde apoyamos la cabeza y parte superior de nuestro cuerpo (al menos unos 10°), es útil en caso de que el reflujo ocurra de noche.

(foto: freepik)

También es necesario que llames al médico en algunos casos

El Dr. Carlos Martín de Arguila, asegura que si bien el reflujo y sus síntomas no son en sí mismos un problema muy grave, hay situaciones en las cuales será necesaria la atención médica.

Según explica, cuando el reflujo es muy frecuente, puede conducir a complicaciones más graves, o afectaciones en la calidad de vida de la persona; además, en otras ocasiones los síntomas del reflujo se pueden confundir con otros problemas de salud, como los infartos.

Por esta razón, agrega, es sumamente necesario que si sufrimos de reflujo, prestemos atención a algunas señales que nos podrían alertar de que se trata de un problema de salud más grave, y que requieren de un médico:

  • Dolor en el pecho que se combina con falta de aire y dolor en la mandíbula o el brazo (síntomas de ataque cardíaco)
  • Síntomas frecuentes e intensos de reflujo.
  • Llegas a tomar medicamentos para acidez estomacal más de dos veces por semana.
  • Vómitos con sangre.
  • Heces negras.
  • Pérdida de peso.

(Con información de: Mayo Clinic, Infosalus, National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.)