Caminar es un ejercicio al alcance de todos que aporta muchos beneficios para la salud, incluyendo adelgazar. Por ello, un informe especial de la Escuela de Medicina de Harvard, apunta que hay 3 trucos para perder más peso con solo caminar.

Tal vez creas que caminar no sirve de mucho, pero es una actividad con evidencia científica de que mejora la salud a largo plazo.

De hecho, un estudio publicado en Arteriosclerosis, Thrombsis and Vascular Biology, señala que caminar y correr pueden reducir el riesgo de enfermedades como hipertensión, colesterol alto, diabetes y enfermedad cardiaca.

No obstante, este mismo estudio determinó que caminar tenía efectos más potentes. Por ejemplo, observaron que correr reducía en un 4.5% el riesgo de enfermedad cardiovascular, pero caminar reducía ese riesgo en un 9%.

Trucos para perder más peso con solo caminar 

Expertos de la Universidad de Harvard detallan que caminar dos horas y media a la semana, en promedio 21 o 30 minutos al día, puede reducir hasta en un 30% el riesgo de enfermedad cardiaca.

En las personas con obesidad, caminar puede ser mucho mejor que correr, según comprobó un estudio de la Medicine and Science in Sports and Exercise.

(Foto: pexels) 

Los investigadores encontraron que caminar incluso a una velocidad lenta es una excelente forma de reducir el riesgo de lesiones musculares y de padecer enfermedades cardiovasculares en personas con exceso de peso.

Al respecto, la dietista-nutricionista Concepción Martínez, señala que caminar es una actividad aeróbica donde se ponen en funcionamiento distintos músculos del cuerpo. Esto incrementa el gasto calórico y contribuye a la pérdida de peso

Pero ¿cómo perder más peso solo caminando? El informe especial de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, denominado Walking for Health menciona que hay 3 trucos para potenciar los efectos de una caminata

  • Agregar pesas

Una forma fácil y efectiva de bajar de peso solo caminando es agregar peso, ya que eso hacer el cuerpo necesite más calorías para generar el movimiento constante. 

Puedes salir a caminar con un par de mancuernas en las manos, con pesas para los tobillos, con un chaleco con peso o una mochila llena de bolsas de arroz, frijoles o libros.

Según Harvard, incrementar el peso en un 15% al menos, puede incrementar la quema de calorías hasta en un 12%, así que no dudes en aplicar este truco siempre que puedas.

  • Camina en subidas

No te quedes con caminatas en superficies planas, opta por una caminata cuesta arriba algunas veces, ya que ello incrementa el gasto calórico hasta en un 13%, sin que tengas que agregar peso extra ni mayor intensidad a la caminata.

Lo más importante es acelerar el ritmo cardiaco y sentir que trabajas más duro cada vez que sales, así que caminar cuesta arriba o en subidas es clave para bajar de peso, pues requiere más fuerza, acelera las pulsaciones y quema más calorías.

  • Ve cambiando la velocidad

Otro truco para bajar más de peso caminando según Harvard, es ir variando la intensidad y velocidad de tus pasos.

Ve alternando los pasos más lentos con los rápidos, las superficies planas con las subidas, pero sin llegar a correr.

(Foto: pexels) 

Estas variaciones reducen el riesgo de mortalidad en comparación a caminar siempre lento, según avalan las investigaciones.

Caminar diario ayuda a quemar más calorías   

Tan solo media hora de caminata enérgica al día, es decir, a un ritmo medio o alto, puede suponer la quema de alrededor de 150 calorías más cada día.

A la larga, esto puede suponer una diferencia notable a la hora de perder peso, además de un impacto beneficioso en otros aspectos de la salud, como mejorar el estado de ánimo, reducir los niveles de estrés y hasta dormir mejor.

Otros beneficios que aporta caminar con frecuencia, de acuerdo con la Clínica Mayo, incluyen:

(Foto: pexels) 

  • Mantener un peso saludable 
  • Perder grasa corporal 
  • Prevenir o controlar enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial, cáncer y diabetes
  • Mejorar el estado cardiovascular 
  • Fortalecer huesos y músculos
  • Mejorar el equilibrio y la coordinación
  • Fortalecer el sistema inmunitario

Recuerda, cuanto más rápido, lejos y con frecuencia camines, mejores serán los resultados. Solo asegúrate de caminar con la cabeza en alto, la mirada al frente, con cuello y espalda relajados, así como balanceando los brazos libremente. Camina con la espalda recta y apretando el abdomen.

(Con información de El Español, Mayo Clinic, Harvard Health Publishing)