Ya empezó diciembre y el cambio de temperatura se empieza a sentir en el cuerpo. Seguramente ya planeas sacar tus cobertores de tigres y leones y los chalecos cosidos por tu abuelita. 

Todo eso está bien pero a menos que te hagas una chamarra de tu cobertor de tigre, tienes que saber cómo mantener el calor en el cuerpo en estas fechas decembrinas.

¿Qué hacer para no pasar frío en invierno?

Te enseñamos 5 trucos para no pasar frío en invierno.

(Foto: Especial)

1. Concéntrate en tu respiración

La forma en que respiras importa mucho cuando de mantenerse caliente se trata. Hay una práctica tibetana llamada respiración en jarrón, que se cree que eleva la temperatura corporal, además de que hay datos que confirman la eficacia. 

La respiración en jarrón se hace conteniendo la respiración y contrayendo los músculos del suelo abdominal y pélvico. La clave es hacerlo de manera que el vientre adopte la forma de un jarrón. Además, es útil practicar la visualización de energía cálida en el cuerpo. 

2. Vístete en capas

Vestirse en capas ayuda a mantener el calor y prevenir la sudoración. Se sugiere usar al menos tres capas de ropa holgada de la siguiente manera. 

  • Una capa interior de lana, seda o material sintético térmico. Esto mantiene la humedad del cuerpo. 
  • En segundo lugar, hay que llevar una capa intermedia de lana o material sintético. Ésta actúa como aislante cuando está mojada. 
  • Por último, ponte una capa exterior de protección contra el viento y la lluvia para la ventilación.

3. Acomoda bien tus cobijas

Así como la idea anterior, para mantenerse caliente al dormir también son útiles las capas.

  • Empieza con sábanas de franela.
  • Después pon tu edredón más pesado en la parte inferior
  • Pon capas de mantas finas y densas en la parte superior

4. No le huyas a las calorías

Si planeas estar en la calle mucho tiempo, una forma de mantenerte calientito es comer alimentos grasosos y no hacerle el feo a las calorías. Cada vez que ingerimos alimentos, nuestro cuerpo produce algo de calor. El mayor determinante del efecto termogénico de los alimentos es su contenido calórico.

(Foto: Especial)

5. Usa tu bufanda de esta forma

Cuando utilices una bufanda, hazlo de esta forma:

  • Coloca la bufanda sobre la parte delantera del cuello, de modo que los extremos cuelguen hacia atrás sobre los hombros
  • Cruza los extremos por detrás de la cabeza y llévalos al frente
  • Cruza los extremos entre sí y tira de uno de ellos para hacer un nudo suelto
  • Mete el nudo por debajo de la parte delantera del pañuelo

SIGUE LEYENDO:

(Con información de The Healthy)