La ropa negra es básica en el guardarropa de cualquiera y es que se trata de un tono que se puede combinar con cualquier cosa, es elegante y hasta estiliza la figura, sin embargo, hay que aprender a lavarla correctamente para no arruinarla. Te damos las claves para lavar la ropa negra sin que pierda su color

Es común que después de algunas lavadas notemos que las prendas negras empiezan a verse más grises o desteñidas, pero es algo que puede evitarse fácilmente.

(Foto: Pixabay) 

Bastan algunos trucos sencillos durante el lavado para mantener el color de tus prendas negras, así que toma nota.

¿Cómo lavar la ropa negra sin que pierda su color?

El temor de muchos a la hora de lavar las prendas negras es que se destiñan y pierdan su color. El problema es que no todos toman en cuenta los cuidados durante el lavado ni los trucos que pueden ayudar a mantener su color, como:

1. Remojar las prendas en agua con sal 

Se trata de un truco muy sencillo pero efectivo, solo tienes que remojar tu ropa negra antes de lavarla en una cubeta de agua con sal. Esto permitirá que los pigmentos se adhieran a la tela con más fuerza gracias al cloruro.

(Foto: Pixabay) 

2. Voltea las prendas

Sin importar si lavas a mano o en lavadora, es fundamental que voltees las prendas al revés, pues la fricción excesiva puede dañar el color de la ropa negra. En cambio, si la volteas, evitarás el desgaste. También se recomienda cerrar todos los zipers y botones para evitar que se desprendan o se dañen.

Es importante que separes las prendas negras del resto, así evitarás cualquier manchado.

3. Usa agua fría

Otro de los trucos para lavar la ropa negra sin que pierda su color es que uses agua fría, pues si optas por agua caliente, se desprenden fácilmente los pigmentos. Siempre debes lavar tus prendas oscuras a menos de 26 grados, así la pérdida de color en el lavado será mínima o nula.

(Foto: Pixabay) 

4. Agrega un poco de vinagre 

Cuando enjuagues tus prendas negras puedes añadir un chorrito de vinagre blanco, pues funciona como un fijador natural para los colores de las telas.

Como plus, este truco puede ayudar a eliminar manchas, restos de detergente y malos olores por sudor.

5. Evita el jabón en polvo 

El detergente en polvo no va con la ropa de color, esto se debe a que como se lava con agua fría, es posible que el producto no se diluya fácilmente y genere manchas. Lo ideal es usar jabón líquido especial para ropa negra y con fijadores de color. 

Finalmente, cuando pongas tus prendas a secar evita ponerlas al sol, lo mejor es que las tiendas al aire libre, pero en la sombra y de preferencia con la tela al revés. De lo contrario, el sol se “comerá” lo negro y tus prendas se verán grises o incluso, manchadas.

(Foto: Pixabay) 

Ya lo sabes, lavar la ropa negra sin que pierda su color es muy sencillo, solo debes seguir estos trucos que harán que el tono oscuro se quede por más tiempo. ¡Inténtalo!

(Con información de Hogarmanía y Salud180)

Para aprender más de...6 usos y beneficios de las bolsas de té para la salud

Desinflamar los ojos:
Si tienes ojeras o los ojos hinchados tras una mala noche, remoja dos bolsas de té en agua como si fueras a hacer té, después mételas en el congelador unos minutos. Luego colócalas sobre tus ojos cerrados durante 5 minutos y verás la diferencia.
(Foto: beauchic.es)
Curar heridas:
El té negro también puede ayudar calmar el dolor y desinflamar rasguños o heridas. Solo hay que remojarlo en agua caliente, esperar que se enfríe y colocarlo sobre la herida.
Para calmar la irritación de la piel
Si tienes irritación de la piel causada por plantas como la ortiga o por una dermatitis, investigaciones sugieren que remojar la piel con té negro ayudaría a aliviar las molestias.
Aliviar el dolor de dientes
Si tienes dolor en algún diente o muela, usa una bolsa remojada de té de menta y presiónala sobre el diente y la encía y el ácido del té puede ayudar a la coagulación de la sangre.
Aliviar las molestias de amamantar
Una investigación sugiere que usar bolsas de té remojadas en agua caliente, exprimirlas y usarlas como compresas en los pezones, puede aumentar el flujo sanguíneo y sanar más rápido.
Limpiar los poros tapados
Rompe una o dos bolsas de té verde y mezcla con agua hasta obtener una pasta. Luego exfolia suavemente tu piel durante 2 minutos y enjuaga. De esa forma destaparás los poros obstruidos.