Viajar es algo que nos da muchas satisfacciones, sin embargo, cuando hacemos un vuelo largo, hay muchas posibilidades de terminar con los pies hinchados. ¿Cómo evitarlo? Te damos algunos consejos avalados por un experto.

Los pies hinchados pueden ocurrir por muchos motivos, como consumir sal en exceso y estar sentado mucho tiempo.

Notar que tus pies y tobillos están inflamados, con la piel hinchada, tensa y brillante es algo que debe llamar tu atención y que además causa una sensación muy incómoda. Lo preocupante es que si ocurre con frecuencia, puede indicar un problema de salud importante.

¿Por qué tenemos pies hinchados

Al respecto, el doctor Tony Lu, cirujano vascular en el Hospital Houston Methodist, indica que la hinchazón en la parte baja de las piernas se conoce como edema de las extremidades inferiores y puede ocurrir por varias razones.

(Foto: freepik) 

“En ciertos casos, puede ser un signo de una condición latente de salud”, menciona el experto.

Es importante tener en cuenta que los pies hinchados ocurren cuando se acumula sangre o líquidos en la zona.

También cuando se consume mucha sal, por el embarazo, tras una lesión, por estar parado mucho tiempo o sentado en un avión o viaje largo.  

Sin embargo, el experto alerta que los pies hinchados también pueden ser un indicador de otros problemas importantes, especialmente en el sistema circulatorio, el corazón y los riñones.

Entre las condiciones que pueden causar esta molestia, se incluyen: 

  1. Enfermedad renal. Ocurre cuando los riñones no pueden filtrar la sangre y no eliminan el exceso de líquido como deberían. La hinchazón no solo se limita a los pies y tobillos, también puede haber retención de líquidos en manos y cara.
  2. Linfedema. Se da cuando el líquido linfático se acumula porque no puede drenarse adecuadamente. Genera una inflamación crónica persistente en el día que puede afectar solo a un pie o pierna o ambos.
  3. Insuficiencia venosa. Cuando las válvulas de las venas de las piernas están desgastadas y son menos efectivas para mandar de regreso la sangre al corazón. El experto apunta que suele afectar a ambas piernas y la hinchazón ocurre tanto en los pies como en los tobillos, empeorando a lo largo del día y disminuyendo por la noche. 
  4. Insuficiencia cardiaca. Ocurre cuando el corazón no puede bombear la sangre de forma eficaz como debería. Causa hinchazón en ambas piernas a medida que la sangre comienza a acumularse y puede aparecer de forma repentina, especialmente si se tienen antecedentes de ataque cardiaco. 

¿Cómo evitar los pies hinchados por estar sentado mucho tiempo?

El doctor Lu recomienda que para aliviar los pies y tobillos hinchados, es importante darle prioridad a la elevación y compresión, pues ambos métodos ayudan a redistribuir la sangre o líquidos, evitando que se acumulen en piernas

(Foto: freepik) 

El experto del Hospital Houston Methodist agrega que en el caso de estar sentado mucho tiempo por un vuelo largo, será importante tener movimiento y levantarse cada dos horas al menos, dar unos pasos y estirar las piernas

También se debe controlar el consumo de sal antes y durante el vuelo.  

Los calcetines o medias de compresión también pueden ayudar, aunque es importante que cubran toda la pantorrilla, de lo contrario, la sangre o los líquidos se acumulan en los tobillos.

“Los calcetines que dejan aperturas para los dedos presenta un riesgo similar y causan hinchazón ahí”, destaca el experto.

También alerta que los calcetines de compresión no se deben usar mientras se duerme, por lo que habrá que estar pendientes de quitarlos antes de tener una siesta durante un vuelo largo.

Estos remedios pueden ser efectivos para evitar o aliviar los pies hinchados, pero el experto recuerda que lo mejor siempre es consultar con el médico, especialmente si el problema es persistente.

“Si la elevación y compresión no mejoran la hinchazón de la parte inferior de la pierna, es una señal de que hay un problema mayor que necesita evaluación y posiblemente tratamiento”, dice el experto.

¿Qué riesgos hay por tener pies hinchados

El doctor Lu asegura que unos pies hinchados que aparecen y desaparecen no son de gran preocupación, sin embargo, si es algo frecuente y que causa dolor o persiste en el tiempo, siempre debemos acudir al médico.

La hinchazón de pies también pueden derivar en heridas y lesiones, pues según indica el experto, “eventualmente este estiramiento puede provocar roturas y desgarramientos de la piel”. 

(Foto: freepik) 

Estas heridas no solo son dolorosas, sino que se convierten en entornos ricos en nutrimentos para que las bacterias crezcan y causen infecciones, por lo que será indispensable llevar a cabo las recomendaciones para prevenir los pies hinchados.

Si la hinchazón ocurre de forma repentina y en una sola pierna, puede ser señal de trombosis venosa profunda, que es la formación de coágulos en el interior de las venas de las piernas, lo que aumenta el riesgo de una embolia pulmonar, así que médico debe evaluarlo de inmediato. 

Y a ti, ¿se te hinchan los pies en un vuelo largo? ¡Ya sabes qué hacer! 

(Con información de Houston Methodist Hospital) 

Para aprender más de...5 tips para evitar los hongos en los pies

Los hongos en los pies.
Los hongos en los pies y en las uñas, llamados pie de atleta u onicomicosis respectivamente, son las quejas más frecuentes con los podólogos, y la forma más fácil de evitar las molestas complicaciones que causan es prevenirlos, por lo que a continuación te ofrecemos algunos consejos.
El calzado es importante.
Para evitar hongos, lo más importante es elegir zapatos que permiten una correcta ventilación y respiración del pie, por lo que el calzado más recomendado es aquél que sea abierto.
No olvides los calcetines.
Usar calcetines permite que el pie no entre en contacto directo con el material del zapato, además contribuye a secar la piel del pie, absorbiendo el sudor. Es necesario que cambies de forma continua tus calcetines si estos se ponen muy húmedos.
Mantén una buena higiene.
Debes mantener piel y uñas bien limpias, pero también secas, al igual que tus pies, que deben ser lavados todos los días (principalmente entre tus dedos).
Usa desodorantes o talcos.
Si eres una persona a la que le sudan mucho los pies o si tienes un historial de pie de atleta, es necesario que utilices talcos o desodorantes que puedan contrarrestar la humedad y la creación de bacterias.
Cuida los objetos personales.
Es importante que no compartas objetos de pedicura, ni zapatos o toallas sin que estos estén previamente lavados o esterilizados, ya que los hongos pueden contagiarse con mucha facilidad y trasladarse de una persona a otra.