La época de invierno puede ser difícil para las personas con psoriasis, una condición de la piel que causa un sarpullido con manchas rojas y escamosas que pican, sobre todo en las rodillas, los codos, el tronco y el cuero cabelludo.

En la época de invierno la piel se resiente y es muy común que todas las personas, aunque no tengan una enfermedad dermatológica, tengan brotes de resequedad, por lo que siempre se recomienda que en estas épocas las personas se mantengan lo más hidratadas posibles. 

Pero, si así es el cuidado para las personas sin padecimientos de la piel ¿entonces cómo se debe cuidar una persona que vive con psoriasis? Aquí te lo explicamos.

¿Psoriasis? Te decimos cómo proteger tu piel durante el invierno 

La psoriasis es una enfermedad dermatológica crónica que no tiene cura, puede ser muy dolorosa y dificultar la concentración y el sueño. La afección suele presentarse en periodos con brotes que duran semanas o meses y luego disminuye. 

(Foto: Especial)

Se cree que la psoriasis es un problema del sistema inmunitario que hace que las células de la piel crezcan a un ritmo más rápido de lo normal. Uno de los desencadenantes de la psoriasis es el frío y la sequedad. 

Esto es lo que debes hacer para cuidar tu piel si tienes psoriasis durante el invierno. 

  • Sella la humedad

El aire seco reseca la piel y esto puede desencadenar brotes. Por eso, para retener la humedad, te conviene elegir una crema espesa en lugar de hidratantes ligeros. Aplica la pomada lo antes posible después del baño o la ducha para mantener la máxima hidratación. 

  • Bebe más agua

Durante el invierno, la clave es mantener la hidratación. Trata de beber por lo menos 8 vasos de agua al día y consume alimentos ricos en agua, vitaminas y minerales como frutas y verduras. 

  • Usa un humidificador

Enciende un humidificador en las habitaciones que más utilices (el dormitorio es la mejor opción) para crear un ambiente más húmedo para tu piel.

  • Vístete en capas

Aunque haga frío, es mejor no vestirse con un abrigo grueso, sino mejor llevar varias capas para mantenerte calientito. La capa que toca el cuerpo debe ser de algodón suave y transpirable, que no pique ni rasque.

(Foto: Especial)

  • Vacúnate contra la gripa

Uno de los desencadenantes de la psoriasis son las infecciones, por eso, es bueno que consideres vacunarte contra la influenza en esta temporada de invierno

  • Disminuye el estrés

El clima frío y seco y el estrés son una mala combinación para la psoriasis y los brotes. Por eso, trata de relajarte, no comas alimentos y bebidas grasosas y llenos de azúcar y trata de bajar el ritmo de tu agenda. 

  • Evita los jabones fuertes

Cuando te laves, utiliza un limpiador suave e hidratante en lugar de un jabón que estropee la piel. Di no a los productos perfumados. Los productos sin perfume son los más respetuosos con la piel.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de WebMD)