¿Alguna vez se te ha roto una tubería, se te han caído platos o se ha descompuesto tu calentador de agua? Tener problemas con las herramientas caseras puede ser confuso, sobre todo si no sabes qué hacer.

Dirás “eso no tiene que ver con salud”, pero tiene que ver con bienestar físico y mental porque te puedes llegar a cortar, quemar, estresar o asustar.

Para tu buena fortuna, existen consejos para arreglar los accidentes caseros y aquí te los contamos.

“Creo que ya lo rompí”: ¿Cómo arreglar los problemas caseros?

Imagina que estás en casa, bañándote, y te empieza a salir agua muy fría. ¿Sabrías qué hacer en caso de que se descomponga tu calentador de agua?

Existen opciones para componerlo sin gastar dinero, pero en esta, como en las otras, deberás considerar llamar al especialista si no sabes qué hacer o tienes dudas.

¿Qué puedo hacer si se descompuso mi calentador de agua?

1: Cierra el suministro de agua: esto evitará que entre agua y puedas trabajar de manera cómoda. La válvula debe estar arriba o al lado del tanque

2: Drena el tanque: ten cuidado porque el agua restante puede estar muy caliente

3: Abre el panel de acceso que lleva al elemento calefactor: Generalmente se encuentra en el costado o en la parte inferior de la unidad

4: Desconecta los cables conectados al calentador: generalmente están en la parte de abajo del panel de acceso y van a tener 2 tornillos con cables rojo y negros conectados. Aflójalos con el destornillador y saca los cables. Etiquétalos para que los encuentres fácilmente la próxima vez.

5: Talla el elemento calentador con un cepillo de alambre y quita la mayor parte de los residuos que tenga, vuelve a conectar el calefactor al tanque, deja todo como estaba antes y enciéndelo.

Si no te quieres animar a componerlo por ti mismo, llama a un especialista y págale para que lo haga.

¿Qué onda con el refri?

El refrigerador también se puede llegar a descomponer. Si notas que no está tan frío como debería, ve las bobinas del condensador en la parte posterior del refrigerador que pueden ensuciarse.

Límpialos o pídele a alguien que los limpie.