¿Qué pasa si una alergia no es tratada a tiempo? Quizá puedas no poner atención a tu alergia estacional debido a que ya te acostumbraste a ella, pero en los casos más graves, puede haber un choque anafiláctico que puede matar en 15 minutos: por ello, es importante que se detecte a tiempo.

“Tenemos 15 minutos para actuar o las consecuencias pueden ser fatales”, advierte la especialista Julia Méndez, jefa del Centro de Inmunología Avanzada del Hospital Ángeles Lomas, durante el foro “¿Sabías que una alergia no tratada y crónica puede bajar el sistema inmune?” organizado por SuMédico.

¿A qué se refiere la experta con anafilaxia? La anafilaxia es definida por la doctora Julia Méndez León como una reacción alérgica extremadamente severa que afecta a todo el organismo y se instaura a los pocos minutos de que la persona está expuesta a la sustancia que le causa reacción.

¿Qué son las alergias y por qué es importante atenderlas?

La alergia es definida por la doctora Julia Méndez como una reacción del sistema inmune ante una sustancia extraña que no provoca una reacción en la mayoría de las personas.

Algunas de estas sustancias pueden ser:

  • Ácaros
  • Polen
  • Insectos
  • Mosquitos
  • Mascotas
  • Alimentos
  • Hongos
  • Látex
  • Medicamentos

“Cuando una persona tiene alergias, su sistema inmune produce anticuerpos que identifican el alérgeno como dañino, aunque no lo sea. Su gravedad varía de persona a persona, pero puede ir desde una irritación menor hasta la anafilaxia, que es una emergencia potencialmente letal”, dice la doctora Méndez.

Las alergias no tienen cura, pero la mayoría tiene un tratamiento que alivia los síntomas y se controlan muy bien con tratamiento de desensibilización, añade la jefa del Centro de Inmunología Avanzada del Hospital Ángeles Lomas.

Este tratamiento puede ser inhalado o tomado o inyectado, pero la alergia debe ser controlada, porque si no, pueden existir mayores complicaciones.

Agregó que el 95% de los casos de asma son por alergias  y resaltó que, si no se controlan, estas alergias pueden desregular el sistema inmune y causar cuadros infecciosos con diferentes síntomas.

Algunos síntomas de los cuadros alérgicos pueden ser:

  • Rinitis alérgica: estornudos, picazón en la nariz, picor en los ojos o en el techo de la boca, goteo, nariz tapada, ojos llorosos, hinchados o rojos.
  • Alergia alimentaria: hinchazón de labios, lengua, cara o garganta, hormigueo en la boca, urticaria o anafilaxia.
  • Alergia a picadura de insectos: edema en el sitio de picadura, urticaria o picazón en el cuerpo, tos, opresión en el pecho, dificultad para respirar, anafilaxia, sibilancias.
  • Alergia a medicamentos: urticaria, picazón en la piel, sarpullido, sibilancias, hinchazón facial,
  • dermatitis atópica: comezón, enrojecimiento, descamación de la piel

¿Cuándo madura el sistema inmune de las personas?

Durante su participación, la doctora María del Rocío Hernández Morales, pediatra, alergóloga e inmunóloga de la Secretaria de Salud de Puebla y el Hospital Ángeles de esa ciudad,  detalló que las personas estuvieron protegidas durante la pandemia y ahora que salieron se están enfrentando a los virus presentes en su entorno. Por ello, se tienen hoy muchos pacientes en los consultorios de alergólogos e inmunólogos.

En palabras de la experta, si hay una desregulación del sistema inmune, la persona se puede enfermar y una de las causas de consulta son las infecciones recurrentes.

La doctora Hernández Morales apunta que el sistema inmune de los niños madura entre los 6 y los 12 años. Se sabe que los menores de 5 años son los más susceptibles, pero es un reto identificar si el pequeño está teniendo reacciones propias de su edad o se trata de alergias.

En el caso de los adultos, la doctora precisa que es algo distinto porque se pueden agregar otras condiciones o comorbilidades que le hagan más susceptibles a procesos infecciosos.

La alergia más común es la rinitis alérgica y se presenta antes de los 30 años o las personas la vienen cargando desde la infancia. Esto hace que se necesite dar al paciente una atención de protocolo.

“50% de las infecciones en niños se deben a que no hay nada malo en ellos, pero van más retrasados en la madurez de su sistema inmune. El 10% de pacientes realmente tienen inmunodeficiencias donde el chico que alcance 6 a 12 años nunca alcanza un adecuado desarrollo en su sistema inmune”, precisa la experta.

“Hay un 30% que manifiestan una alergia pura y se tiene que poner atención a ellos. Para los mayores hay que buscar comorbilidades. Siempre le digo a mis pacientes alérgicos que están en semáforo rojo”, menciona la doctora Hernández Morales.

Hacer diagnósticos diferenciales, una prioridad

El doctor Cesar Alonso Bello, del Hospital Juárez, indica que se tienen que hacer diagnósticos diferenciales porque los adultos confunden otras enfermedades con alergias.

“Si estamos en un estado inflamatorio crónico, se va a tener propensión a infecciones. Por ello, tratar comorbilidades es lo más importante”, apunta.

Otro lado de la moneda es el paciente con cáncer que presenta mayor riesgo de la enfermedad. El doctor Bello explica que hay una rama denominada alergo-oncología, pero precisa que no está muy de acuerdo con que la inflamación propia de las alergias pueda llevar a un tipo de cáncer en específico.

La doctora Julia Méndez agrega que cuando nos entran los virus oncongénicos y tenemos un sistema inmune bajo, nos va a atacar y alterar nuestro sistema inmune que es el responsable de quitar las clonas prohibidas de las células cancerosas.

“Todos producimos células cancerosas todos los días pero un sistema inmune adecuado es el que va deshaciendo las células prohibidas y va a evitar que desarrollemos el cáncer. Si tengo un sistema inmune desregulado y me entra un virus oncogénico pues entonces va a ser más difícil que este sistema bajo pueda retirar las clonas perdidas", destaca.

¿Qué pasa con las alergias alimentarias?

La doctora María del Rocío Hernández Morales indica que los alimentos que dan más alergias son:

  • Leche
  • Huevo
  • Trigo
  • Jitomate
  • Maíz

Es importante detectar el alimento que está causando la alergia y retirarlo al paciente, indica la doctora Julia Méndez.

El grupo más afectado por las alergias alimentarias es la población pediátrica y la alergia de alimentos tiene una fuerte relación con la dermatitis atópica.

El doctor Bello destaca que los tratamientos actuales consisten en la desensibilización dirigida y son muy pocos los que llegan a ser alérgicos a los alimentos en la vida adulta.

“Los adultos pueden ser alérgicos, pero en ellos puede ser intolerancia, hipersensibilidad… el pronóstico es distinto. Hay que ver si es reacción al alimento o a un pseudo alérgico. Se confunde si la reacción es alérgica o no lo es. Es bastante complejo convencerlo de que no es algo alérgico que puede provocar manifestaciones y sí otros factores”, comenta el especialista del Hospital Juárez.

Actualmente la prueba más efectiva es el reto alimentario para diagnosticar la alergia, pues se tiene la esperanza de volver a tomar el alimento. Sin embargo, por el riesgo de anafilaxia, se tiene que tener cuidado.

“Se han hecho estudios dando pequeñas partes del alimento no tolerado para ver si se puede tolerar, pero no hay mucho más que retirar el alimento”, concluye.