Caminar es altamente recomendado, ya que ayuda a mejorar nuestro estado de salud general, y un nuevo estudio respalda esta idea: se encontró que caminar todos los días puede ser útil para evitar desarrollar enfermedades que pueden causar la muerte.

(foto: freepik)

Caminar reduce los riesgos de muerte por cáncer o enfermedades cardiovasculares

Este es el resultado de un estudio publicado en la revista JAMA, en el apartado de medicina interna, donde se confirmó que caminar puede tener más beneficios que solo apoyar a bajar de peso.

Los autores del estudio encontraron, tras estudiar un grupo de 78,500 personas, cuya edad media era de 61 años, que caminar diariamente estaba asociado a una reducción en los riesgos de tener y morir por enfermedades como cáncer o problemas cardiovasculares, o por otras causas.

Para la investigación, se utilizaron datos que se encontraban en el UK Biobank, y se realizó un seguimiento de al menos 7 años a todos los participantes, que iban desde los 40 hasta los 79 años.

Además de reducir los riesgos de morir, se encontró que las personas que caminaban todos los días, y que acumulaban una mayor cantidad de pasos, tenían otros beneficios como:

  • Menor índice de masa corporal.
  • Mejor calidad del sueño.
  • No consumían alcohol.
  • No fumaban.

Al final, se encontró que esta disminución de riesgos de enfermedad y muerte, no se veían afectados por otros factores como la edad o el sexo.

(foto: freepik)

La cantidad de pasos que se recomienda

Según los autores, las personas que tenían al menos 10,000 pasos diarios, tenían una reducción significativa en los riesgos de morir por causas múltiples, así como menor probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares o cáncer

De hecho, informan que dar como mínimo 10,000 pasos al día ayuda a reducir hasta en un 36% los riesgos de tener alguna enfermedad o morir a causa de esta, y puede impactar positivamente para tener una salud óptima.

Los investigadores también encontraron que la intensidad del paso, si era consistente y vigorosa, podría beneficiar todavía más a reducir las probabilidades de desarrollar enfermedades y sus posteriores complicaciones.

La intensidad del caminar también resultó interesante porque demostró que, quienes lo hacían, tenían características como:

  • Más jóvenes.
  • Más sanos.
  • Caminaban más.

Sin embargo, los investigadores indican que para conocer la intensidad al caminar más beneficiosa y poder hacerla general, se necesitan muchos más estudios, ya que esta puede variar de persona a persona.

(Con información de: JAMA Internal Medicine)