Perder peso es todo un reto para muchas personas y una de las soluciones cuando ni la dieta ni el ejercicio funcionan es la cirugía bariátrica o bypass. Sin embargo, recientemente se aprobó en México un programa que permite bajar de peso sin necesidad de cirugía.

Se trata de un método innovador e integral que se hace en el consultorio y que no requiere de anestesia ni endoscopía para su aplicación.  

Consiste en colocar un balón gástrico que ayuda a dar saciedad y que junto con el seguimiento médico y nutricional personalizado, puede reducir de un 10 a 15% del peso corporal.

Balón gástrico para perder peso sin cirugía 

Carlos Moreno, de 42 años llevaba mucho tiempo intentando bajar de peso pero a pesar de que hacía mucho ejercicio y dieta, no veía los resultados esperados, por lo que decidió probar el balón gástrico sin cirugía.

(Foto: Especial) 

Actualmente lleva 128 días de haber hecho el procedimiento y asegura que superó sus expectativas.

“Buscaba alternativas para tener un peso saludable, me cuesta trabajo perder peso y no me sentía cómodo con mi cuerpo”, relata.

De acuerdo con el doctor Gerardo Gil Hernández, médico cirujano, especialista en Gastrocirugía y Laparoscopia Avanzada, el balón gástrico sin cirugía es una herramienta contra el sobrepeso y la obesidad que beneficia a pacientes que ya intentaron todo sin resultados.

El experto recordó que 1 de cada 3 personas padecen sobrepeso y obesidad en países de primer mundo y en Latinoamérica, se estima que afecta a 1 de cada 4. En total, hay al menos 130 millones de personas con un peso excesivo a nivel mundial. “Es una epidemia”, dijo el médico.

México tiene el segundo lugar mundial en obesidad, con 75% de la población padeciendo este problema. Además, se estima que 40% de la población de apenas 20 años ya lo padece.   

El doctor Gil recalcó que más allá de un problema estético, la obesidad trae consigo muchas complicaciones de salud que pueden llegar a ser mortales, como:

  • Cáncer
  • Diabetes tipo II
  • Enfermedad articular y cardiaca
  • Hipertensión

De hecho, se estima que casi 2 millones de personas fallecen por problemas relacionados al exceso de peso.   

(Foto: pexels) 

Además, el exceso de peso se relaciona con complicaciones como infarto, apnea del sueño, cálculos biliares y artritis.

¿Cuáles son los beneficios del balón gástrico sin cirugía?

El también miembro del Consejo Mexicano de Cirugía General detalló que el programa Allurion, destaca por que se hace a través del uso del primer y único balón gástrico del mundo, que no requiere cirugía, endoscopía ni anestesia para su colocación y extracción.

Sin embargo, puntualizó que para tener resultados favorables es necesario tener un seguimiento médico y nutricional personalizado, lo que a su vez promueve el mantenimiento a través de nuevos hábitos saludables una vez que se retira el balón.

“El balón se coloca en una consulta de 15 minutos y el paciente lo elimina de forma natural de su cuerpo en 16 semanas. Con ello, se pierde hasta 15% del peso corporal, aunque en muchos casos puede ser más”, detalló el experto.

¿Cómo funciona el balón gástrico para perder peso?

El doctor Gil explicó que la principal característica es que se estimula la saciedad y esto se debe a que el balón ocupa espacio en el estómago e induce la pérdida de peso

(Foto: pexels) 

“El paciente come porciones más pequeñas y la comida permanece más tiempo, evitando picar entre comidas y absorbiendo más nutrientes”, explicó por su parte la doctora Christina Lima, especialista en nutrición celular y medicina funcional por The Institute for Functional Medicine en Estados Unidos.

El balón gástrico se ingiere como una cápsula unida a un catéter, que el paciente toma como una pastilla normal con agua en el mismo consultorio. 

Al entrar al estómago, se expande después de unos minutos, luego se llena con 550 mililitros de una solución salina estéril a través del catéter. Cuando todo está listo, se desprende el catéter y es todo, el paciente puede hacer sus actividades normales sin ningún problema.

El balón gástrico fue una “ayuda brutal”, según dice Carlos, pues asegura que pudo lograr al fin sus objetivos. La cantidad de grasa visceral disminuyó significativamente y a pesar de que ya expulsó el balón, se sigue sintiendo satisfecho y sin necesidad de picar comida. “Me siento increíble”, agregó. 

Al inflarse el balón en el estómago, el paciente dice que no hay molestias, solo se siente como tomar mucha agua de golpe.

“No tuve nauseas ni ningún malestar, pude irme a trabajar ese mismo día, siguiendo todas las medidas de la especialista, como una dieta blanda de inicio”, dijo.

¿Quién es candidato a colocarse el balón gástrico

La doctora Lima explicó que todo paciente con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 27 es candidato, pero se analizan otros factores, como la resistencia a la insulina y la presencia de diabetes.  

(Foto: pexels) 

También es importante que la persona sea mayor de 16 años y que no tenga ningún trastorno alimenticio. Las personas con úlcera gástrica no son candidatos.

La experta detalló que es importante tener una guía de nutrición para aprender a comer y mantener los resultados.

Para aprender más de...¿Qué es el colesterol y por qué es tan importante vigilarlo?

¿Qué es?
El colesterol es una sustancia que fluye por el torrente sanguíneo y, contrario a creencias populares, es producida en un 75% por nuestro cuerpo mediante el hígado; de hecho solo el 25% del colesterol total del organismo se absorbe por los alimentos. Su función más importante es ayudar en el funcionamiento de las células.
(Foto: Mora Manuela Vieytes, Arteria saludable - Mora Manuela Vieytes, CC BY-SA 3.0)
Colesterol bueno:
Su nombre científico es Lipoproteínas de Alta Densidad (HDL) y se dice que es colesterol bueno porque ayuda a eliminar el colesterol malo de la sangre al evitar se acumule en las arterias. Mientras más alto el nivel de HDL, menos colesterol malo habrá. El HDL se encuentra en el aceite de oliva, aguacates, omega-3, avena y otros.
Colesterol malo:
Se denomina Lipoproteínas de Baja Densidad (LDL) y se conoce como colesterol malo porque se combina con otras sustancias para bloquear las arterias. Dicho bloqueo puede causar diferentes enfermedades cardíacas que llevan a la muerte. Las grasas saturadas y las trans aumentan el nivel de LDL en la sangre.
¿Y los triglicéridos?
Son un tipo de grasa que el cuerpo crea a partir del consumo excesivo de azúcares, calorías, alcohol y carbohidratos. Esta grasa se transporta por la sangre y se almacena en las células grasas del cuerpo. El riesgo de tener niveles altos de triglicéridos es padecer síndrome metabólico, enfermedades cardíacas y diabetes.
Exceso de colesterol:
El exceso de colesterol no causa síntomas pero se puede detectar fácilmente con una prueba llamada perfil de lípidos. Con el tiempo, el colesterol causa una placa dentro de las arterias lo que provoca una enfermedad llamada ateroesclerosis que reduce el espacio para que fluya la sangre, lo que propicia enfermedades cardíacas.
(Foto: https://www.scientificanimations.com, Coronary Artery Disease, Cropped por Ara4, CC BY-SA 4.0)
Propensión al colesterol:
Aunque el exceso de colesterol puede deberse a la mala alimentación, la realidad es que existen personas con predisposición genética a que su organismo produzca cantidades altas de colesterol. La obesidad y el sobrepeso, la vejez y la dieta basada en grasas saturadas aumentan el riesgo de exceso de colesterol.