Una de las plagas más temida, es la Climex lectarius, también conocida como chinche de cama, perteneciente a la familia Cimidae. Miden de 4 a 5 milímetros y su escondite predilecto suele ser la cama, sabanas o alfombras.

Son hematófagas esto quiere decir que se alimenta de la sangre de diversos mamíferos, al igual que los mosquitos y las garrapatas. Son de color marrón rojizo y sin alas.

Según el portal de medicina Mayo Clinic, las picaduras de chinches normalmente desaparecen sin tratamiento en una o dos semanas, sin embargo, sus picaduras sí pueden causar reacciones alérgicas en la piel de algunas personas.

Foto: freepik

El riesgo de contraer chinches aumenta si pasas tiempo en lugares insalubres o con altos volúmenes de huéspedes nocturnos como hoteles y hospitales.

Aprende a identificar las picaduras de chinches:

  • Son manchas inflamadas, a menudo con un centro más oscuro
  • Son pruriginosas
  • Se disponen en una línea irregular o en racimo
  • Se ubican en la cara, el cuello, los brazos y las manos 

Al igual que los humanos los insectos también tienen la capacidad de distinguir olores. El Instituto Ecológico de Biología (INECOL) afirma que el proceso olfativo de los insectos inicia en las antenas, pues en estas se encuentran la mayor cantidad de estructuras receptoras olfativas.

Su principal función es recibir y reconocer los compuestos químicos que forman un olor, convertir esta información en señales eléctricas que viajan hasta el cerebro del insecto que procesa la información y genera una reacción o comportamiento.

Raimara González especialista en Ciencias Farmacológicas afirma que el eugenol es un derivado fenólico, utilizado como base de insecticidas y comúnmente llamado clavo de olor, altamente eficaz en la prevención y erradicación de chinches.

Otros colores para combatir chinches

 
  • Lavanda o aceite de lavanda, prepara un concentrado de lavanda y disuelve el contenido en una taza de agua
  • Vinagre, mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio y media taza de vinagre
  • Limón, coloca el zumo de uno o dos limones en un dispersor, también funciona para blanquear las manchas de sangre o heces que dejan las chinches en tu colchón

Foto: freepik