Algo fundamental cuando se sigue un tratamiento con brackets, es tener un especial cuidado en la higiene y en nuestra alimentación, ya que existen algunos alimentos que no deberían comerse si estamos bajo un tratamiento de ortodoncia.

(foto: freepik)

Los brackets

Como explica la Clínica Dental Montané, los brackets son un medio por el cuál se busca corregir la posición y la alineación de los dientes, para que se pueda tener una dentadura estética y funcionalmente correcta.

Los brackets puede ser usados en casos como:

  • Mala alineación de los dientes.
  • Separación excesiva de los dientes.
  • Sobreposición de los dientes.
  • Mala posición de la mordida.

Los brackets son la parte más visible de la ortodoncia, explica el blog de Ortodoncia Tres Torres, y se refiere a las pequeñas piezas cuadradas que se adhieren a los dientes, y que servirán para sostener un arco metálico que ayudará a moldear la dentadura.

(foto: freepik)

¿Qué alimentos debes evitar?

En el caso de los brackets, además de procurar una buena limpieza bucal diaria, es necesario cuidar los alimentos que se consumen, ya que existen algunos que pueden dañarlos, aflojándolos, endureciéndolos o poniéndolos pegajosos, alterando y perjudicando el tratamiento.

Los dentistas y especialistas en el área, indican que hay una serie de alimentos que están prohibidos durante un tratamiento con brackets, y estos pueden ser:

  • Alimentos duros.
  • Productos pegajosos.
  • Comida que deba romperse con los dientes.
  • Bebidas y alimentos con mucha azúcar u oscuros.

(foto: freepik)

Los 5 alimentos que no debes comer si usas brackets

Sin embargo, si aún tienes dudas sobre qué cosas debes evitar a toda costa, te explicamos con más detalle qué alimentos están prohibidos si es que utilizas brackets:

1. Chicles y dulces pegajosos.

Por un lado, este tipo de caramelos puede llevar a que algún bracket se afloje o se despegue del diente al momento de intentar quitarlos si se quedan pegados.

Por otra parte, en algunos casos suele ser muy complicado lograr eliminar los restos de estos productos, lo que llevaría a que queden atorados y con eso facilitar la acumulación de placa dental

2. Frutas y/o verduras que estén enteras

Aquellas frutas o verduras que debas morder completamente para partir y comer (como la manzana o la zanahoria) están prohibidas, ya que esta acción y la fuerza empleada podría dañar la estructura en tus dientes, y también podría ser incómodo para la mandíbula.

Lo ideal es consumir estos alimentos en trozos, desgranados y cocidos.

(foto: freepik)

3. Carnes fibrosas y con hueso.

Al consumir carnes que son muy fibrosas se corre el riesgo de que las fibras se queden atoradas entre los brackets y no exista una limpieza adecuada, que posteriormente pueda llevar a la acumulación de placa y el desarrollo de caries.

Además, requieren de utilizar más fuerza a la hora de masticar, lo que podría generar molestias en la mandíbula, que ya está sometida a cierta presión.

Las comidas que tienen hueso, como las alitas o las costillas, pueden representar un riesgo importante, pues podrían aflojar el arco metálico que une los brackets.

4. Alimentos crujientes.

Desde panes hasta papas fritas, lo ideal es que no consumas alimentos que sean muy duros o crujientes, ya que estos pueden llegar a despegar o aflojar los brackets debido a la dureza con la que deben morderse.

5. Bebidas o alimentos dulces.

Más que afectar la estructura del aparato e inducir el riesgo de dañarlo, lo que este tipo de productos hacen es que pueden producir caries más fácilmente, ya que suelen pegarse a los dientes y la limpieza puede ser complicada. 

(Con información de: Adeslas Dental, Ortodoncia Tres Torres, Clínica Dental Montané, Orthodontics Australia.)