Un grupo de investigadores se dio a la tarea de agrupar los múltiples estudios que se habían realizado de manera dispersa y aleatoria sobre la caída de cabello y la forma de contrarrestarlo.

A pesar de que según los expertos es normal que todas las personas pierdan entre 50 y 100 cabellos al día, hay situaciones en las que efectivamente hay un exceso de pérdida de cabello y puede deberse a diversas causas.

Puede deberse a la edad pero también puede ser si se sufre de ciertas enfermedades, como problemas de la tiroides, diabetes o lupus.

Si se toman ciertas medicinas o se está en tratamiento de quimioterapia por cáncer también puede perder pelo. Otras causas son el estrés, una dieta baja en proteínas, historia familiar o mala nutrición, según informa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

El tratamiento para la pérdida del cabello depende de las causas. En algunos casos, tratar la causa puede solucionar el problema. Otros tratamientos incluyen medicinas o trasplante capilar.

Medical News Today señala que la caída del cabello la padecen 80% de los hombres y el 50% de todas las mujeres en algún momento de sus vidas.  

Y aunque hay suplementos alimenticios que se utilizan de manera común para tratarlo, la información sobre su eficacia y seguridad es limitada. Algunos de los estudios incluían un número limitado de participantes y mostraban una variedad de diseños, lo que sugiere la necesidad de ensayos clínicos más amplios.

 

 

El estudio más reciente, publicado en el journal JAMA DermatologyTrusted Source encontró que se han venido utilizando suplementos a base de aceite de semilla de calabaza, vitamina E, grasas de omega y otras formulaciones comerciales como Viviscal y Nutrafol (las cuales en México sólo se consiguen a través de tiendas en internet).

En opinión de los científicos, esos productos han mostrado resultados prometedores en el tratamiento de tipos específicos de pérdida de cabello.

Sin embargo, de igual manera, los estudios eran pequeños y los criterios utilizados eran subjetivos.

Diversos tipos de caída de cabello

De acuerdo con Mayo Clinic, hay diferentes tipos de pérdida de cabello:

  • Pérdida gradual en la parte superior de la cabeza. Afecta a las personas a medida que envejecen. En los hombres, el cabello a menudo comienza a retroceder en la línea de la frente. Las mujeres suelen tener un ensanchamiento de la raya del cabello.
  • Calvas circulares o irregulares. Algunas personas pierden el cabello en zonas de calvicie circulares o en parches sobre el cuero cabelludo, la barba o las cejas. Puede haber picazón o dolor en la piel antes de que se caiga el cabello.
  • Aflojamiento repentino del cabello. Un choque físico o emocional puede aflojar el cabello. Es posible que se caigan mechones de cabello al peinarse o lavarse el cabello, o incluso luego de tirarlo con suavidad. Este tipo de pérdida de cabello suele causar un adelgazamiento general del cabello, pero es temporal.
  • Pérdida del cabello en todo el cuerpo. Algunos trastornos y tratamientos médicos como la quimioterapia contra el cáncer pueden ocasionar la pérdida del cabello en todo el cuerpo. Por lo general, el cabello vuelve a crecer.
  • Zonas de descamación que se extienden a todo el cuero cabelludo. Este es un signo de tiña. Puede estar acompañado de cabellos quebrados, enrojecimiento, hinchazón y, en ocasiones, exudado.

A pesar de que la agencia estadounidense de alimentos y medicinas aprobó medicinas para la alopecia androgénica, las dos drogas están asociadas con efectos adversos que pueden resultar en que se deje de vender pues una causa disfunción sexual en hombres y dermatitis.

La autoridad sanitaria de Estados Unidos aprobó recientemente otra medicina que modula el sistema inmunológico para el tratamiento de la alopecia areata severa.

El estudio al que hemos hecho alusión mostró que el 80% de las personas usaban algún tipo de suplemento.

Diversos tipos de pérdida de cabello están asociados al estrés oxidativo y a la deficiencia de micronutrientes como las vitaminas.

¿Cuáles suplementos sí sirven?

La investigación reveló que el uso de zinc efectivamente promueve el crecimiento de nuevo cabello, en tanto que la vitamina D y la vitamina B 12 fueron sometidas a estudios de menor calidad. No se encontraron estudios sobre el uso de biotin (vitamina B7)

De igual forma, los tocotrienoles, que son componentes antioxidantes de la vitamina E (que en tiendas comerciales de México llegan a costar 2,700 pesos) y una combinación de omega 3 y omega 6, aceite de semillas de grosella negra y  y licopeno pueden incrementar la densidad del cabello.

Otros tratamientos

La caída del cabello también está asociada a la respuesta excesiva de los folículos capilares a un andrógeno llamado dihidrotestosterona. En este caso, los suplementos de aceite de semillas de calabaza puede ayudar.

En cuanto a la deficiencia de la hormona factor de crecimiento parecido a la insulina, la  capsaicina, contenida en los chiles, y los isoflavones que son una subclase de componentes antioxidantes que potencialmente pueden incrementar los niveles de la hormona.

Medical News Today enfatiza que mantener una dieta saludable puede jugar un papel crítico en la prevención de la pérdida de cabello.

Entrevistaron al doctor Dr. Reid Maclellan, académico de la Escuela de Salud de Harvard quien dijo que el consumo de proteínas y hierro puede prevenir la caída del cabello tanto en hombres como en mujeres.

Es importante evitar el alcohol, azúcar y alimentos procesados, recomendó el doctor Maclellan.