La inflamación en el cuerpo no es enteramente mala. De hecho, el cuerpo necesita cierta inflamación para combatir las infecciones y acelerar la curación. 

Pero demasiada inflamación durante demasiado tiempo puede llevar al sistema inmune a atacar órganos y tejidos sanos. 

Esto puede provocar cardiopatías, diabetes, cáncer, artritis y enfermedades del intestino irritable, entre otras enfermedades del sistema inmune. Te explicamos 7 formas sencillas de reducir la inflamación que puedes practicar todos los días. 

7 maneras de reducir la inflamación todos los días

  • Duerme lo suficiente

Cuando no duermes lo necesario, tu cuerpo puede aumentar la inflamación. El objetivo de todos los días debe ser dormir entre 7 y 9 horas cada noche. Intenta que tu sueño tenga calidad y cantidad y acuéstate y levántate a la misma hora cada día.

(Foto: Especial)

  • Haz ejercicio moderado

Con tan solo 20 minutos de ejercicio moderado al día es suficiente para desencadenar una respuesta antiinflamatoria en el organismo. Las directrices sanitarias recomiendan 30 minutos de actividad física al día, 5 días a la semana. Si actualmente no hace nada de ejercicio, 20 minutos es un buen punto de partida.

  • Come especias

Los estudios sobre la cúrcuma, el romero, la canela, el comino y el jengibre demuestran que pueden ralentizar los procesos inflamatorios del organismo. Aumenta el sabor de tus platos y mejora tu salud probando algunas de estas especias.

  • Intenta el ayuno intermitente

Las investigaciones demuestran que el ayuno intermitente puede ser algo más que una moda. Comer sólo durante un periodo de tiempo fijo al día puede tener efectos antiinflamatorios. Un método común consiste en comer sólo entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde.

  • Come alimentos verdes

Verduras como el brócoli, la col rizada y las espinacas tienen antioxidantes y otros compuestos que pueden ayudar a reducir la inflamación y mantener al mínimo el daño diario a tus células.

(Foto: Especial)

  • No abuses del alcohol

Un vaso de vino con la cena no hace mucho daño. Pero demasiado alcohol puede elevar los niveles de toxinas en el organismo. Esto desencadena la inflamación, que puede dañar tejidos y órganos.

  • Toma té verde

Si tu hábito matutino es el café, prueba a cambiar al té verde. Está repleto de compuestos conocidos como polifenoles que combaten los radicales libres, las cuales pueden provocar inflamación en el organismo. 

SIGUE LEYENDO: 

(Con información de WebMD)