Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

7 errores comunes al usar desodorante

Sin darnos cuenta, cometemos errores al usar desodorante que no ayudan a controlar el sudor y el mal olor corporal

SUSANA CARRASCONov 20, 2020 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Aplicar el desodorante en las mañanas es uno de los errores más comunes. Foto: gpointstudio en FREEPIK

Lo + leído

¿Sabías que hay una forma correcta de aplicar desodorante? Muchos sienten que este producto no tiene el efecto deseado y creen que es porque no funciona, sin embargo, muchas veces cometemos algunos de los errores comunes al usar desodorante sin darnos cuenta.

Si confías en que tu desodorante te va a proteger de los malos olores y el sudor a lo largo del día y de pronto te das cuenta que ya perdió el efecto, esta información te interesa.

Pocos lo saben pero el uso de desodorantes no es tan sencillo como simplemente aplicarlo después de la ducha, hay algunos trucos que debes tomar en cuenta para que sea más efectivo y evites el mal olor corporal.

Errores al usar desodorante

Aunque cueste creerlo, hay al menos 7 errores al usar desodorante que muchos cometemos y que causan o agravan el mal olor de las axilas, lo que hace que en general tengamos un aroma desagradable al acercarnos a otros.

Si no quieres pasar por esta pesadilla, te recomendamos no volver a cometer los siguientes errores:

1. Creer que un desodorante es un antitranspirante

Esto es básico. Los antitranspirantes reducen el sudor de las axilas, mientras que los desodorantes reducen el mal olor. En el primer caso, se crea una especie de “tapón” que no deja que el cuerpo produzca mal olor, mientras que en el segundo, simplemente se neutralizan las bacterias que causan el mal olor corporal.

Aunque parecen lo mismo, no lo son, así que asegúrate de usar el producto adecuado según tus necesidades. Si tienes sudor excesivo, especialmente por procesos hormonales, es mejor usar antitranspirante; pero si no es tan grave el problema, el desodorante es suficiente.

TAMBIÉN LEE: Encías retraídas, una posible consecuencia de usar brackets 

2. Aplicarlo sobre piel húmeda

Por las prisas, muchas veces no tenemos cuidado de secarnos perfectamente la piel, haciendo que apliquemos el desodorante o antitranspirante sobre la piel húmeda de las axilas.

Esto es un error, pues se impide que el producto se absorba correctamente para poder cumplir con su función.

¿Cuál es el mejor momento para aplicarlo? Aunque no lo creas, en la noche, justo antes de irte a la cama. De esa manera, aseguras ponerlo sobre piel seca y los productos antisudorales actuarán mejor, pues se introducen sales de aluminio en los conductos de las glándulas sudoríparas y se controla el exceso de sudor y mal olor al día siguiente.

3. Aplicarlo tras el rasurado

Si te depilas o rasuras las axilas, es una pésima idea aplicar el desodorante o antitranspirante inmediatamente después de retirar el vello, ya que estos productos contienen alcohol y generan ardor e irritación.

4. Reaplicar varias veces al día

Tener una plasta de desodorante sobre las axilas no garantiza que haya menos sudor o mal olor, de hecho puede ser contraproducente.

Según la dermatóloga Alicia Barba, en algunos casos ni siquiera es necesario aplicarlo todos los días, pues todo depende del tipo de cuerpo y del tipo de producto que se use, pues ciertos tipos ofrecen una protección de hasta 48 horas continuas.

Si no puedes bañarte pero quieres aplicar desodorante, primero retira la capa anterior con una toalla y vuelve a aplicarlo.

5. No tomar en cuenta la sensibilidad de la piel

Otro de los errores al usar desodorante, es comprar los productos simplemente porque huelen bien o tienen un envase atractivo, sin considerar sus ingredientes y sobre todo, el efecto que pueden tener en nuestra piel.

Se debe tener cuidado con los sprays o barras de alto contenido en alcohol, pues suele ser un ingrediente común en los desodorantes con fragancias muy intensas, lo que puede causar irritación o hasta dermatitis en pieles muy sensibles.

(Foto: Freepik) 

6. Ignorar las opciones naturales

En caso de que tu sudor no sea tan intenso, es probable que te funcionen los productos naturales como los aceites de lavanda, las pastas a base de coco o la piedra de alumbre.

La doctora Alisha Plotner, del Ohio State University Wexner Medical Center, recalca que estas opciones solo son efectivas en aquellas personas que no suden demasiado o que deseen camuflar ligeramente el olor corporal.

7. No usar un desodorante especial al hacer ejercicio

Durante la actividad física intensa, el cuerpo genera mucho sudor, por lo que el desodorante de todos los días no es suficiente para controlar el mal olor, así que lo ideal es optar por productos específicamente creados para proteger durante el ejercicio, así que asegúrate de elegir fórmulas especiales y llévalas siempre en tu maleta del gimnasio.

¿Cuántos de estos errores al usar desodorante has cometido? 

SIGUE LEYENDO: ¿Qué significa sentir que pica la espalda constantemente? 

(Con información de Bioguía, El Confidencial y Cultura Colectiva)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda