Comer de más: todos hemos tenido uno de esos momentos en los que nos pasamos no de copas, sino de platos y terminamos con el botón a medio morir y totalmente arrepentidos.

Comer de más es muy común conforme se acercan las celebraciones navideñas, de hecho, se estima que una persona aumenta de 1 a 3 kilos durante las fiestas decembrinas

Una vez lleno ya no hay vuelta atrás y no sirve de nada lamentarse por cuánto se ha ingerido porque eso solo llevará a sentir culpa y a iniciar una relación poco saludable con la comida que te llevará a tener más ciclos de sobre ingesta. 

En vez de eso, piensa en cómo vas a actuar la siguiente vez que te pases de platos. Te decimos qué hacer cuando comes de más.

¿Qué hacer cuando se come de más?

(Foto: Especial)

1. Sal a caminar

Una caminata sencilla aunque sea por 15 minutos te ayudará con el proceso de digestión y estabilizará tus niveles de azúcar. Pero tampoco te sobrepases, porque si te ejercitas con demasiado esfuerzo, el flujo sanguíneo se dirigirá a tus piernas en vez de a tu estómago, lo que hará más lenta la digestión. 

2. Toma agua

Tampoco exageres en este paso, no se trata de compensar todo el refresco que tomaste con dos litros de agua en menos de 10 minutos. Basta con tomar un vaso de agua después del atracón para ayudar a que tu cuerpo comience a liberar la sal que ingeriste y así también ayudarás en el proceso de digestión. 

3. No te acuestes

Si te acuestas inmediatamente después de comer te será más difícil quemar las calorías extra y podrías provocar que la comida se regrese a tu esófago, provocando reflujo y gastritis. Mejor ponte a lavar los trastes o alzar la mesa hasta que sientas que ya te hizo digestión la comida. 

(Foto: Especial)

4. Evita las burbujas

Aunque creas que una bebida carbonatada te hará eructar y te sentirás mejor, lo más probable es que vas a terminar mucho más lleno e inflamado. Si bien una parte de ese gas te hará eructar, la otra se quedará en tu sistema digestivo y te provocará flatulencias. 

5. Haz ejercicio

Quizás al día siguiente, lo mejor para tener un buen día después de un atracón de comida es hacer ejercicio y sudar la gota gorda. Sal a correr, ve al gimnasio, sal a andar en bicicleta, lo que sea que te ayude a movilizar tu cuerpo y quemar calorías. 

6. Come con conciencia

La próxima vez que tengas que comer trata de hacerlo con la mayor conciencia posible. Trata de aplicar la meditación en tus comidas, esto es poner tu completa atención a lo que ingieres para saber cuando ya comiste suficiente o cuando estás comiendo por algún otro motivo. 

7. Come lento

Le puede tomar 20 minutos al cerebro saber que el estómago está lleno, por lo que si llevas 15 minutos comiendo de todo porque aún no te sientes lleno, en media hora probablemente te caerá esa pesada sensación. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de WebMD)