Cocinar con una olla exprés o a presión puede tener muchas ventajas, pues nos permite preparar los alimentos en un menor tiempo, sin embargo no todo es perfecto, existen 5 riesgos de cocinar con una olla exprés.

(Foto: Pinterest) 

Este utensilio de cocina se ha hecho muy popular debido a que es útil para la preparación de alimentos con procesos largos, como los frijoles, garbanzos, carnes o vísceras.

Pero es importante usarla correctamente para no sufrir accidentes que pongan en riesgo la salud y el bienestar de la familia. A continuación, te decimos los riesgos más importantes y cómo prevenirlos.

Riesgos de cocinar con una olla exprés 

La olla exprés o a presión es un recipiente de aluminio o acero inoxidable. Como es hermético, no permite la salida del aire, del líquido o de la comida, lo que hace que el agua alcance el punto de ebullición más rápido, permitiendo una cocción en minutos.

(Foto: Pixabay) 

Actualmente, este tipo de ollas son más seguras y sencillas de utilizar, pero hay ciertos errores que nos pueden llevar a sufrir riesgos como:

1. Explosión por exceso de agua

Es importante tener en cuenta que una olla exprés no se debe llenar a más de dos tercios de su capacidad, de lo contrario, aumentamos el riesgo de explosión por el exceso de presión que se genera. Con mucha agua, también podría taponearse la válvula y causar un accidente.

Tampoco debes cocinar sin agua en tu olla de vapor, lo ideal es agregar mínimo 200 mililitros de agua o una taza. Si pones menos la comida no se cocinará y terminará solo quemándose.

2. Intoxicación por metales 

De acuerdo con una publicación de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, la exposición constante al aluminio y otros metales puede dañar la salud.

Se ha visto que hay efectos en los pulmones y en el sistema nervioso, así como mayor riesgo de envejecimiento prematuro y problemas de absorción intestinal.

(Foto: Food & Wine) 

Para prevenir estas complicaciones, asegúrate de comprar ollas de buena calidad y con certificaciones que cumplen con las normativas.

3. Explosión por válvulas tapadas 

Las válvulas son muy importantes para evitar riesgos con la olla exprés, pues permiten un control del vapor para que salga y la presión se mantenga estable.

Por ello, es fundamental siempre lavar la tapa de la olla de forma adecuada y hacer énfasis en la limpieza de las válvulas. Si se tapan, el riesgo de una explosión o de que se queme la comida es mayor.

(Foto: Freepik) 

4. Quemaduras por vapor caliente

Las quemaduras son muy comunes al momento de manipular una olla exprés, especialmente cuando se destapa la olla.

Toma en cuenta que el vapor está muy caliente, así que destapa con precaución y mantén a los niños alejados de la cocina en ese momento.

(Foto: Pinterest) 

Si la olla empieza a hacer ruidos extraños, lo mejor es apagar el fuego y dejar que se enfríe por completo antes de destaparla.

5. Explosión por flama muy alta

Otro de los riesgos de cocinar con olla exprés es causado por no cuidar el nivel de la flama. Al principio, podemos tener el fuego alto, pero una vez que notamos que el agua empieza a hervir, es importante bajar la temperatura a fuego medio.

(Foto: Freepik) 

Así evitaremos que la temperatura aumente demasiado y ocurra una explosión.

Ya lo sabes, cocinar con una olla exprés puede ser práctico, pero hay que tener en cuenta todas las precauciones al manipularla para no ponernos en riesgo de explosiones, quemaduras o intoxicación.

(Con información de Mejor con Salud)

Para aprender más de...¿Cuáles son las principales causas de muerte en los mexicanos?

En 2020 fueron registradas 1,086,094 defunciones, de las cuales 58.8% fueron hombres y 41.1% mujeres. Del total de muertes, 92.4% se debieron a problemas de salud y 7.6% por causas externas como accidentes, homicidios y suicidios. Estas son las principales causas de muerte por enfermedades en los mexicanos.
La primera causa se debe a enfermedades del corazón. En 2020 fallecieron 218, 885 personas. Hubo un incremento significativo del 29% respecto del 2019 donde fallecieron 156,041 hombres y mujeres por estos padecimientos.
El segundo lugar lo ocupa la infección por SARS CoV-2 o coronavirus que provocó 201,163 defunciones.
En tercer lugar está la diabetes mellitus, que en 2020 cobró la vida de 151,214 personas a comparación del año anterior que perecieron 104,324 hombres y mujeres, lo cual representa un incremento considerable del 31%.
La cuarta posición la ocupan la influenza y neumonía con 56,830 muertes en 2020. Estas enfermedades tuvieron un incremento relevante del 45% en relación con el 2019 con 31,081 decesos.
En quinto lugar están las enfermedades del hígado, que cobraron la vida de 41,520 personas con un incremento del 2% en comparación con las 40,578 muertes del 2019.
En sexto lugar están las enfermedades cerebrovasculares con 37,054 decesos en 2020 y que también aumentaron un 5% con relación del 2019.