De acuerdo con la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva (FMND), la nutrición deportiva es un área dentro de la nutriología que tiene como objetivo evaluar el estado de nutrición de los deportistas para brindarles recomendaciones personalizadas que les permita alcanzar su máximo rendimiento deportivo y mantener un adecuado estado de salud, sin embargo, así como otras áreas de la nutrición, está rodeada de mitos

Te recomendamos: Comer chocolate una vez por semana fortalece el corazón

5 mitos de la nutrición deportiva

En ese sentido, información del Blog de Deportista a la mesa de GC Nutrición Deportiva refiere que aunque la nutrición es una ciencia que va más allá de la alimentación saludable y los mitos más comunes que existen alrededor de la nutrición deportiva son:

1. ¿Alimentos buenos y malos?

Los especialistas en nutrición hacemos énfasis en que no existen los alimentos “buenos” y tampoco los alimentos “malos”, se trata de calidad nutritiva y lo que hay entonces son alimentos de calidad nutritiva y alimentos no saludables o no recomendados para el consumo frecuente pues pueden generar padecimientos o enfermedades, entre ellas, sobrepeso, obesidad, hipertensión, diabetes, entre otras.

2. Productos light son mejores

El término light nombra a aquellos alimentos que han reducido o eliminado un 30% de las calorías totales pero en exceso, también pueden causar sobrepeso u obesidad y por ello, es un mito decir que los productos light son más saludables y sirven para adelgazar. La sugerencia es acudir con un especialista que determine la cantidad de calorías que cada persona requiere conforme a su condición particular.

3. El pan “engorda”

Este alimento en cantidades moderadas y elaborada con ingredientes nutritivos está incluido en la dieta mediterránea. Hasta el momento se piensa que comer pan no tiene ningún beneficio y que de hecho, es uno de los principales responsables de las actuales cifras de sobrepeso y obesidad en México, sin embargo, este alimento pertenece al grupo de los cereales que se encuentra dentro del Plato del bien comer. El pan no engorda, el riesgo está en lo que se incluye con el pan y el tipo de pan que eliges y si dejaras de comer pan, se tiene el riesgo de tener menor energía. Así, los tipos de pan más recomendados son: pan salvado de trigo, pan de trigo entero y pan integral de centeno.

4. El colesterol es malo

Otro de los mitos más frecuentes es que el colesterol es malo y dañino para la salud y nuevamente el tema clave es la moderación pues el colesterol es una grasa necesaria pues es a partir de él que se forman los ácidos biliares, corticoides, hormonas sexuales y la vitamina D:

“El 85% del colesterol se fabrica en el hígado de manera natural. El problema surge cuando aumentan las lipoproteínas de baja densidad o LDL, que se encargan de transportar el colesterol desde el hígado a los tejidos, donde puede acumularse en las paredes arteriales, generando el endurecimiento de los vasos sanguíneos”.

5. Dejar de comer adelgaza

Se cree que dejar de comer puede resultar efectivo para perder peso pero realmente, dejar de comer hace que se tenga menos energía, lo cual reduce la actividad, causa más cansancio y disminuye la masa muscular al reducir el metabolismo basal en reposo. Si dejas de comer, el metabolismo se hace lento y se favorece el almacenamiento de grasa corporal.

También te sugerimos: 5 razones para comer espinacas crudas

Finalmente, información de la Secretaría de Salud (Ssa) indica que una dieta inadecuada e inactividad física son factores de riesgo para desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles, en tanto una mala nutrición puede disminuir la inmunidad, aumentar el riesgo de padecer enfermedades, afectar el desarrollo físico y mental y, por lo tanto, reducir la productividad. No olvides consultar siempre con un especialista.

Con información de:  Blog de Deportista y ciclo21